Qué tomamos?

Ten dulces sueños con una taza de Moon Milk

¿Recuerdas cuando mamá te daba una tacita de leche tibia para ayudarte a dormir? Seguro pensabas que eran cuentos, pues no. En la medicina ayurvédica se suelen recomendar las leches infusionadas con especias para aliviar el estrés, relajar y ayudar a conciliar el sueño. ¡Bebe una taza de Moon Milk esta noche!  

¿Recuerdas cuando mamá te daba una tacita de leche tibia para ayudarte a dormir? Seguro pensabas que eran cuentos, pues no. En la medicina ayurvédica se suelen recomendar las leches infusionadas con especias para aliviar el estrés, relajar y ayudar a conciliar el sueño. ¡Bebe una taza de Moon Milk esta noche!  

La tradicional taza de leche tibia antes de dormir lleva miel y canela, pero ahora sus sabores se han expandido a hierbas y especias. Todo se debe a la influencia de la medicina ayurvédica, oriunda de la India, que favorece este tipo de infusiones para regular el balance entre mente y cuerpo.

La más conocida lleva miel y canela

En el mundo de las redes sociales se ha retomado la idea de la leche tibia, pero con el nombre de Moon Milk (leche de luna). La más famosa por estos días es la de cúrcuma, pero también se puede hacer con otras especias y hierbas, como cardamomo verde o negro, semillas de hinojo, clavos de olor, nuez moscada, lavanda o rosa seca (para infusión), arándanos en polvo, vainilla en vaina, valeriana, regaliz en rama y cacao en polvo sin azúcar. 

Una atractiva opción con rosas y fresas viene de la cuenta @eli_cocina_

Prueba también esta Moon Milk de cúrcuma y jengibre:
1 pedazo de raíz de cúrcuma pelada (como de 2 cm)
1 pedazo de jengibre pelado (como de 2 cm)
2 dátiles
5 granos de cardamomo
1 cucharadita de canela
1 pizca de pimienta negra (potencia los beneficios de la cúrcuma)
1 chorrito de vainilla
1 pizca de nuez moscada
1 trocito de mantequilla de coco

Licúa todo con una taza de agua hirviendo. Cuélala si deseas una textura más sedosa y sin grumos.

Otra alternativa es la Moon Milk vegana con arándanos:
100 ml de leche de almendras
20 ml de jugo de arándanos sin azúcar
1 cucharada de miel o jarabe de arce
1 cucharadita de polvo Ashwagandha (lo puedes conseguir por Amazon)

Calienta la leche y el jugo a fuego bajo. Retíralo de la hornilla, agrega el polvo y la miel y bate vigorosamente hasta integrar. 

El polvo Ashwagandha se usa en la medicina ayurvédica para tratar el estrés.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias