Mira cómo preparar un vino casero a base de plátano en solo ¡4 pasos!

Mira cómo preparar un vino casero a base de plátano en solo ¡4 pasos!

¿Hacer vino en casa? ¡Si es posible! Solo debes tener paciencia, entenderás que el vino no se hace de un día a otro, aquí te dejamos los pasos detalladamente para que te deleites y sorprendas a tus invitados, verás que toda la espera valdrá la pena, el resultado es increíble ¡Anímate a prepararlo!

Si eres amante del vino y quieres vivir la experiencia de hacerlo en casa, aquí te dejamos detalladamente todo lo que debes hacer paso a paso. Además, indagando un poco sobre el vino encontramos en el portal lechepuleva.es que además de contener alcohol también se encuentra vitaminas, minerales (hierro y fósforo) y poli fenoles. Toma en cuenta que necesitas los siguientes ingredientes y utensilios.

Ingredientes

Utensilios:

Plátano

Pasos:

1- Comienza la preparación del vino colocando los plátanos, el azúcar y 4 galones de agua en una olla. Cocina hasta que hierva, tritura y revuelve hasta que se disuelva el azúcar. Sigue cocinando por 45 minutos sin permitir que hierva. Retira del fuego, agrega mezcla de ácidos, pectinasa, tanino, y levadura de nutrientes. Incorpora bien.

2- Coloca en el cubo de fermentación desinfectado, agrega las pasas. Cubre con agua hasta llegar a 6 galones, añade algunas cucharadas de pasta de plátano. Tapa e instala la trampa de aire. Dejar enfriar a temperatura ambiente durante toda la noche. A la mañana siguiente debes  revolver y agregar la levadura de vino. Cubre con la tapa y la trampa de aire. A las 48 horas debe notarse actividad de fermentación.

3- Dejar reposar durante una semana, revolviendo cada dos días. Si la parte superior comienza a ponerse negra, es normal. Utilizando el sifón, separa el vino del mosto. Colocar el vino en un recipiente y deja reposar por un mes. Pasado este tiempo, separa el vino y desecha los sedimentos. Añade 4 libras de azúcar, coloca la cámara de aire y dejar reposar por otros 2 o 3 meses.

Vino de plátano

4- Finalmente, separa nuevamente los sedimentos y deja reposar por 3 meses más. Cuando el vino no muestra más actividad de fermentación y no produce más sedimentos se puede embotellar. Estabilizar el vino siguiendo las instrucciones del estabilizador que vayan a usar y luego embotellar.

Mayra Alejandra Nunez

Redactora de Mui, egresada de la Escuela de comunicación social mención audiovisual, con experiencia en manejo de redes sociales y marketing digital. Amante del té, los documentales y los proyectos audiovisuales+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias