Qué tomamos?

En 5 minutos: haz tu propia versión de Bailey’s

¿Te gusta este licor cremoso pero piensas que podrías “mejorarlo” o hacerlo más a tu gusto? Si lo crees así, aquí te vamos a dar una mano para que logres tu deseo, mezclando ingredientes en apenas 5 minutos. Lo mejor es que podrás hacer tanta cantidad como quieras y hasta podrás ajustar los ingredientes. ¡Ponte manos a la obra!  

¿Te gusta este licor cremoso pero piensas que podrías “mejorarlo” o hacerlo más a tu gusto? Si lo crees así, aquí te vamos a dar una mano para que logres tu deseo, mezclando ingredientes en apenas 5 minutos. Lo mejor es que podrás hacer tanta cantidad como quieras y hasta podrás ajustar los ingredientes. ¡Ponte manos a la obra!  

El licor de Bailey’s es relativamente nuevo, pues su estreno en el mercado fue en 1974. En cambio, sus principales ingredientes tienen siglos de tradición: el whisky y la crema irlandesa. El primero es una reliquia, ya que el whisky irlandés tiene una historia que se remonta al siglo XVII, cuando el rey Jacobo I de Inglaterra dio el permiso real a una destilería, la cual aún existe y es la única con un permiso tan antiguo. La segunda es producto de la agropecuaria, el trabajo más tradicional en Irlanda.

Puedes agregarle cubos de hielo, si quieres bajarle la intensidad

El Bailey’s tiene la peculiaridad de que se fabrica sin conservantes: la estabilidad de la mezcla depende exclusivamente del alcohol. 

La crema del Bailey’s se obtiene de la leche producida en una granja en la que las vacas son alimentadas con determinado tipo de hierbas. Esa leche se usa en la elaboración del Bailey’s a menos de 36 horas de ser ordeñada. 

Aparte de la leche y el whisky, este licor tiene acentos de vainilla, chocolate y café.

Para este Bailey’s casero vas a necesitar:
1 ½  tazas de leche evaporada
1 taza de leche condensada 
1 cucharadita de cacao en polvo sin azúcar
1 cucharada de vainilla
¾ taza de whisky
¾ taza de espresso o café cargado (ya frío)

¿Cómo se prepara?
Licúa a máxima potencia las leches evaporada y condensada con el cacao y la vainilla. Luego vierte en una jarra. Agrega, siempre revolviendo, los ingredientes que faltan: el whisky y el espresso. Lleva a la nevera por al menos 2 horas, incluso puedes ponerlo una hora en el congelador y así lo consumes bien frío sin necesidad de usar cubos de hielo, que eventualmente al derretirse rebajarán la intensidad de tu Bailey’s.

Si no vas a usar todo, puedes guardar el resto en una botella con tapa (consejo;: recicla las botellas de vino, las lavas muy bien y las tienes a mano para guardar agua o licores como este).

Este Bailey's casero también sirve para hacer postres y helados.


 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias