Qué tomamos?

Dulce y tentadora ¡así es la Caipirinha!

Se hace con cachaza, un destilado típico de Brasil producto de la fermentación del jugo de caña de azúcar. El licor se combina con limón macerado con azúcar. Y el producto es el cóctel perfecto para combatir el calor y sentirse relajado  

Se hace con cachaza, un destilado típico de Brasil producto de la fermentación del jugo de caña de azúcar. El licor se combina con limón macerado con azúcar. Y el producto es el cóctel perfecto para combatir el calor y sentirse relajado  

La hay de fresa, de frutas combinadas, de kiwi y, por supuesto, de maracuyá. La caipirinha (o caipiriña) siempre es bienvenida para refrescar. Tiene la particularidad de que ofrece diferentes intensidades a medida que la vas consumiendo, y eso se debe a que se sirve con una pajilla (sorbete, popote o pitillo) y lo primero que tomas es el macerado de azúcar, luego el jugo de limón y finalmente el licor destilado.

Hay cachazas tipo ultrapremium

Su principal componente es la cachaça (o cachaza), un licor hecho a partir de jugo de caña de azúcar fermentado y con un grado alcohólico de 40º (hay casos en los que llega a 51º). Este licor es típico de Brasil, por eso se le conoce como el “ron brasileño” y tiene un Día Nacional (el 13 de septiembre).

Para elaborar una caipirinha clásica necesitas:
50 ml de cachaza
2 cucharadas de azúcar
1 lima o limón
Hielo picado

Para prepararla:
Coloca en el vaso, el limón cortado en cuartos, luego el azúcar. Con la ayuda de un mortero presiona los limones para extraer el jugo. Después añade el hielo y, finalmente, la cachaza.

Hay una versión muy “tropical” que incluye varias frutas y se hace con cachaza, hielo y lima y como adicionales: un trozo de mango, varias fresas y pulpa de maracuyá.

Cuando se sustituye la cachaza por vodka se llama caipiroska.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias