Descubre la mejor manera de hacer limonada: lista en pocos minutos ¡nutritiva y deliciosa!

Descubre la mejor manera de hacer limonada: lista en pocos minutos ¡nutritiva y deliciosa!

En este momento una parte del mundo está sometida a bajas temperaturas, mientras que en otra región, sube el mercurio. La limonada es una de las pocas bebidas que se disfruta y aprovecha tanto fría como caliente. Aquí te enseñamos la mejor manera de hacerla  

Aparte de ser refrescante o ayudarnos a combatir el frío, una buena limonada es siempre una espléndida opción para hidratarse. Pero más allá de lo deliciosa que puede resultar, deberías fijarte también en los beneficios del limón.

(Foto de portada:  Morton Xiong on Unsplash)

También puedes tomar una limonada caliente / Photo by Milada Vigerova on Unsplash

El jugo de limón, tal como han demostrado algunas investigaciones (como esta de la Universidad de Alabama) contiene muchos antioxidantes, entre ellos vitamina C, flavonoides y betacarotenos. Los antioxidantes son sustancias que anulan o afectan el efecto de los radicales libres, que ocasionan enfermedades crónicas o graves. El limón es también una gran fuente de calcio y magnesio.


La cáscara de limón, que siempre se desecha, contiene una serie de antioxidantes y polifenoles. En algunos países, la piel de los cítricos se usa en algunos platos, por ejemplo en Indonesia se consume con arroz.

Aquí te dejamos dos propuestas para hacer unas ricas y nutritivas limonadas: 

*Jarra de limonada 
8 limones verdes  (+ la ralladura de 3 de estos limones)
1 ½  litro de agua
Hojas de yerbabuena o menta (opcional)
Azúcar o estevia al gusto
2 limones en rodajas para agregar

Pela los 8 limones. Reserva la mitad de las cortezas. Pica los limones pelados en cuartos y licúalos con la mitad del agua. Cuela bien este jugo. Agrega las ralladuras, vierte todo en una jarra  y refrigera. 

Coloca la mitad de las cortezas de limón en una taza. Hierve parte del agua restante (puede ser 250 ml) y agrega a las cortezas. Tapa y deja reposar por 15 minutos. Añade esta infusión a la jarra con la limonada.

Agrega las rodajas de limón y las hojas de yerbabuena y menta. Endulza al gusto. Congela por 2 horas (cuando lo retires estará bien frío).

¿Prefieres una taza de limonada caliente?
1 o 2 limones (depende de qué tan fuerte te guste)
1 taza de agua (250 ml)
½ cucharada de stevia

Exprime el limón. Refrigera el jugo. Hierve el agua y agrégala a una taza con las cortezas exprimidas del limón. Deja reposar por 15 minutos, cuela y agrega el jugo de limón. Endulza y disfruta. Puedes decorar con una rodaja de limón.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias