Qué tomamos?

Cinco infusiones frías para todos los días, debes probarlas  

Cuando hace calor, nuestro organismo nos pide a gritos una reconfortante hidratación suplementaria. Nos envía entonces un aviso para predisponernos a beber: la sensación de sed. Para colmarla, nada mejor que el agua fresca, nunca muy fría, o agua templada para los niños, mujeres embarazadas y personas con problemas digestivos o circulatorios.

Cinco infusiones frías para todos los días, veamos
Cinco infusiones frías para todos los días, veamos

Pero contamos con otras muchas opciones, y estas alternativas en momentos de relajación y compañía pueden apetecer mucho más, como zumos, refrescos, batidos e infusiones. Las bebidas que más demanda tienen son, ciertamente, los refrescos comerciales, sobre todo entre los niños y los jóvenes, aunque también entre cualquier persona que requiera mucha hidratación, como los deportistas, o que quiera mantenerse activa durante tiempos prolongados, como ejecutivos y estudiantes.

Bebidas frías, una opción refrescante

TÉ VERDE HELADO CON LIMÓN Y HIERBABUENA

El té verde estimula el metabolismo y te ayuda a perder volumen. Prepara una infusión con tu té verde preferido. Déjala enfriar y échala en una jarra junto con un limón cortado en rodajas También puedes utilizar lima), hojas de hierbabuena fresca o menta, hielo y miel, azúcar moreno o estevia si te gusta dulce.

 
 

INFUSIÓN FRÍA DE HINOJO

Esta es una planta con grandes propiedades diuréticas. Puedes comprarla en cualquier herbolario. Prepárala con las cantidades que te indiquen, déjala enfriar, métela en la nevera y tómate una taza después de cada comida, al menos tres veces al día.

INFUSIÓN FRÍA DE ANÍS

El anís favorece la digestión y te ayudará a deshinchar la tripa después de las comidas. Prepara la infusión y añade miel al gusto, déjala enfriar y métela en la nevera. Si no te gusta demasiado el sabor del anís, prueba a cocerla con una ramita de canela.

>

TÉ DE VERBENA

Es ideal para combatir la inflamación y la retención de líquidos. Puedes comprarla ya preparada para tisana y fresca. Nuestra recomendación es añadir hojas frescas a la tisana para potenciar su efecto y su sabor, unas rodajitas de limón y miel al gusto. Una vez hecha la infusión, echa todo en una jarra, deja que se enfríe y métela en la nevera para tomarla tres veces al día.

TÉ FRÍO DE JENGIBRE Y REGALIZ

Esta planta tiene grandes propiedades para la salud y el sistema digestivo. Combinado con el regaliz, tiene un gran efecto depurativo. Ideal para tomar entre horas. Puedes comprar el té de jengibre y regaliz ya mezclado y añadir una cucharadita de jengibre en polvo después de hacer la infusión. Puedes tomarla así o endulzar con miel y dejar enfriar en la nevera.

J.R. Cordero

Periodista, escritor. Amante de la poesía, la buena música y el queso. Especialista en contenidos digitales. + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias