Qué tomamos?

Calienta tus noches con un cremoso y espumoso Pink Latte

Causó impacto en las redes sociales cuando apareció por primera vez. Ahora regresa cuando en el hemisferio norte empieza a mandar el frío. Aquí te damos una fórmula para que te quede cremoso y espumoso y te damos la receta para que hagas el polvo de remolacha  

Causó impacto en las redes sociales cuando apareció por primera vez. Ahora regresa cuando en el hemisferio norte empieza a mandar el frío. Aquí te damos una fórmula para que te quede cremoso y espumoso y te damos la receta para que hagas el polvo de remolacha  

La remolacha (betabel) es una hortaliza muy completa y magnífica para cualquier régimen dietético. ¿Por qué? Es una fuente notable de nutrientes: vitaminas A, B y C, hierro y calcio. Así que contribuye a mantener en alto nuestro sistema inmune. Pero también te interesará saber que es de gran ayuda para evitar los riesgos de problemas cardiovasculares y para depurar nuestro hígado.

(Foto de portada: by Yi Mun Loo on Unsplash)

Puedes hacer espuma con una parte de la leche de coco, bien batida / Photo by Charisse Kenion on Unsplash

Con esta maravilla de hortaliza le puedes dar color al Pink Latte, que es una bebida caliente a base de leche de coco (o almendras), agave (o miel) y un toque de canela.

1 taza de leche de coco (o almendras, si no consigues)
2 trocitos de remolacha (más o menos la mitad de una rodaja delgada)
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de jarabe de agave
¼ de taza de leche de coco (o almendras)

¿Cómo se prepara? 
Coloca todos los ingredientes en la licuadora. Bate a máxima velocidad y licúa. Cuela y calienta.

Si quieres ponerle más espuma, toma el ¼ de taza de leche, calienta y con batidora de varillas, bate hasta que espume. Coloca encima de la mezcla de remolacha y leche de coco.

En lugar de licuar la remolacha, puedes hacerla polvo y así más fácilmente incorporarla a tus comidas y bebidas para disfrutar sus beneficios. 

Para hacer el polvo de remolacha (betabel) vas a necesitar: una remolacha fresca. Lávala, pélala y córtala en rodajas muy delgadas. Colócala en un deshidratador de alimentos o al sol (en un recipiente y cubiertas con una malla para evitar los insectos). Cuando estén bien secas, tritúralas en un procesador de alimentos o un molino de café hasta obtener un polvo fino y ya tienes tu polvo de remolacha o betabel para el latte rosa.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias