Qué tomamos?

Así se prepara un genuino cóctel Margarita

Jugo de limón, Cointreau y tequila. Esa es la base de un verdadero cóctel Margarita, que además hay que servir en una copa coupette con el borde escarchado con sal

Así se prepara un genuino cóctel Margarita
Así se prepara un genuino cóctel Margarita

No sólo es legendario. Es casi mítica la narrativa sobre el origen del cóctel Margarita, porque involucra balnearios, playas, bares y, por supuesto, bartenders o dueños de bares cautivados por una dama. Todas las historias que hablan de la creación del Margarita involucran una mujer llamada Margarita, Margaret o Marjorie concentrando miradas entre 1920 y 1940 (que es la época en la que debutó este cóctel).

(Foto de portada: Imagen de Jill Fulton en Pixabay)

Puedes hacer Margaritas granizadas / Foto de Kim van Vuuren en Pexels


Las “novelas” de creación transcurren en algún bar o restaurante de Tijuana, Ensenada, Acapulco o Puebla, todas “locaciones” en México, donde el licor emblema es el tequila. Por eso el cóctel Margarita combina jugo de limón, Cointreau y tequila en una copa con borde impregnado con jugo de limón y escarchado con sal.

Para que te quede aún más auténtico sírvelo en una copa Coupette. Pero no lo tomes como una limitante, sírvela en la copa que tengas a tu disposición.

Para hacer un Margarita clásico necesitas:
2 tazas de tequila blanco
1 taza de licor de naranja (Triple Seco o Cointreau)
¾ de taza de jugo de limón (si es natural, aún mejor)
2 cucharadas de azúcar
*Decoración
Sal 
Gajo de limón o aceite de oliva

¿Cómo se prepara?
Mezcla todo en una jarra y coloca en el congelador para que enfríe rápidamente. Prepara las copas: refrigéralas, voltea cada una sobre un plato con aceite de oliva (o le frotas el limón) y luego la pasas por un plato con sal.  Refrigera las copas por unos minutos.
Distribuye la mezcla en las copas.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias