Qué tomamos?

Aprende a hacer café en una prensa francesa

Es uno de los métodos más usados en la actualidad: una jarra con un émbolo que se lleva hasta abajo y cuela un delicioso café. Pero, aunque parece algo sencillo, no se trata de colocar café y agua. Aquí te damos algunos trucos para que aprendas a sacarle provecho a esta forma de hacer infusión de café  

Es uno de los métodos más usados en la actualidad: una jarra con un émbolo que se lleva hasta abajo y cuela un delicioso café. Pero, aunque parece algo sencillo, no se trata de colocar café y agua. Aquí te damos algunos trucos para que aprendas a sacarle provecho a esta forma de hacer infusión de café  

Existen muchas formas de colar café: con Moka Pot (también conocida como Greca), Chemex (la que parece un florero), el sifón (que parece los balones que se usan en química), además de por supuesto las cafeteras eléctricas, la máquina de espresso y la tradicional con un sencillo colador de tela.

Se coloca agua hasta la parte superior del anillo de metal

Uno de los métodos más extendidos en el presente es el de la prensa francesa. Data de 1929 y era un diseño italiano. Ese diseño, años después, fue perfeccionado por un suizo y fue ese modelo el que se fabricó en Francia bajo el nombre de Chambord. Fue tal su popularidad en este país que, desde entonces, desde la década de 1960, se le conoce fuera de sus fronteras como “prensa francesa”.

Aquí te damos algunos detalles para que obtengas el mejor café de la prensa francesa:

*Tipo de café: Debe ser molido grueso.

*Cantidad de café:  La prensa francesa de por sí produce café intenso, por eso no necesitas intencionalmente hacer un café fuerte. Por eso si tu prensa es de medio litro puedes usar dos cucharaditas colmadas (copeteadas) de café, lo que quiere decir que por cada taza debes usar una cucharada.

*Cantidad de agua. Si la cafetera es de metal, trae las marcas de los niveles de agua. Si es de cristal, hasta el borde superior del anillo de metal.

*Tiempo de infusión: 4 minutos es el tiempo de reposo en el que debes dejar actuar el agua caliente con el café. Cuando bajes el filtro debes hacerlo muy lentamente. Y ya está listo tu café para tomar.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias