Qué tomamos?

¡Ajústate las tuercas con el cóctel más fácil del mundo!

Es muy sencillo, pero  contundente, debido a la presencia del vodka. Lo único cierto de la historia del Destornillador es que a falta de varillas para remover, buenas resultaron las herramientas para mezclar el jugo de naranja con el licor  

Es muy sencillo, pero  contundente, debido a la presencia del vodka. Lo único cierto de la historia del Destornillador es que a falta de varillas para remover, buenas resultaron las herramientas para mezclar el jugo de naranja con el licor  

¿Sabes por qué se llama destornillador? Existe una hipótesis que señala que este trago se hizo muy popular entre los mineros rusos. En las minas era común el consumo de vodka, sobre todo en invierno, el problema es que esta bebida parecía estar detrás de muchos accidentes laborales y los supervisores tenían el compromiso de vigilar que nadie la tomara.

El jugo de naranja se puede cambiar por toronja o piña

Así que a alguien se le ocurrió “bajar” la dosis de vodka con jugo. Pero en las zonas de las minas, no había bares con todos los implementos que tienen los que hay en las ciudades. Entonces para remover sus tragos debían usar destornilladores.

Otra hipótesis dice que fueron los soldados estacionados en Europa, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, que rebajaron lo potente del vodka con jugo, y lo removían con lo que tenían a mano, los destornilladores.

Sea como sea, este es el cóctel más sencillo y el más consumido en el mundo detrás del Bloody Mary.

El Destornillador es la mezcla de vodka y jugo de naranja en la siguiente proporción: 60 ml de vodka (2 onzas) y 150 ml de jugo de naranja (5 onzas). Se sirve con hielo y se decora con una rodaja de naranja y una cereza. Es muy simple, pero la excelencia del trago se consigue al usar vodka Premium y jugo natural.

Para darle más color puedes agregar un chorro de granadina. Y para variar un poco el sabor, puedes cambiar la naranja por jugo de mango, piña o toronja.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias