Acompaña tu desayuno con un rico jugo de manzana, pera y jengibre

Acompaña tu desayuno con un rico jugo de manzana, pera y jengibre

El desayuno te va a saber diferente con esta deliciosa combinación de frutas y especias, que te va a dejar un rico sabor en la boca. ¡Pruébalo!  

Una de las actuales tendencias es hacer jugos de frutas y especias, tal como este que te traemos de pera, manzana y jengibre, que combina lo suave de los sabores de estas dos frutas con el picante de la raíz de jengibre.

(Foto de portada: Foto de Comida creado por azerbaijan_stockers - www.freepik.es)

Priébalo y deja atrás los problemas estomacales / Foto de Comida creado por azerbaijan_stockers - www.freepik.es

* Pera: provee innumerables nutrientes como vitaminas C y K, potasio y cobre, provitamina A, ácido fólico y niacina. Además, contiene polifenoles (antioxidantes) que combaten el daño celular (se ha descubierto que la piel contiene 6 veces más polifenoles que la pulpa). Ayuda en las funciones intestinales, gracias principalmente a su contenido de fibras (una sola pera provee el 22% del requerimiento diario). 

*Manzana: provee vitaminas A, E, B1, B2, B6, C y K, potasio, manganeso y cobre. Y es una fuente de antioxidantes, que contribuyen en la salud del corazón y el cerebro. Por su contenido de fibras ayuda en las funciones intestinales y digestivas. Nos provee de pectina, fibra que promueve la salud intestinal al fomentar las bacterias saludables presentes en este órgano.

* Jengibre: esta raíz tiene múltiples aplicaciones en la medicina oriental, entre ellas las de aliviar los dolores y problemas estomacales, debido a que, según investigaciones, estimula el vaciamiento del estómago y las contracciones antrales (que son las que realiza el estómago para mezclar los alimentos con las secreciones gástricas). Contiene magnesio, calcio y fósforo, además de grandes cantidades de vitamina C y B6.

Para hacer este jugo necesitas:
1 pera
1 manzana
3 rodajas de jengibre freso y pelado

Elimina el corazón de la pera y la manzana. Sin pelar, córtalas en trozos y licúalas (si lo necesitas, agrega un poco de agua). Añade las rodajas de jengibre y sigue licuando hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias