Qué tomamos?

6 ideas muy fáciles para beber en Halloween

El nombre de esta celebración proviene del “All Hallows evening" que significa “víspera de todos los santos” una fiesta que se lleva a cabo en muchos países los 31 de octubre de cada año, algunas teorías sostienen que muchas de sus tradiciones provienen de las antiguas festividades paganas “Samhain” hoy te daremos 7 ideas de bebidas para atemorizar a todos tus invitados.

El nombre de esta celebración proviene del “All Hallows evening" que significa “víspera de todos los santos” una fiesta que se lleva a cabo en muchos países los 31 de octubre de cada año, algunas teorías sostienen que muchas de sus tradiciones provienen de las antiguas festividades paganas “Samhain” hoy te daremos 7 ideas de bebidas para atemorizar a todos tus invitados.

Manzanas que asustan

1. Manzanas que asustan: toma algunas manzanas, retira la cáscara y el corazón, déjalas reposar unos minutos en zumo de limón para que no se oxiden, talla unas caras y sumérgelas en tu sangría preferida.

Cerebro en vaso

2. Cerebro en vaso:  cerebro 1: licor de manzana, grosella y baileys.
Cerebro 2: baileys y chorrito de mangaroca.
Cerebrito: baileys y granadina.
Cerebrito del norte: licor de melocoton, vodka y baileys.

Chupitos en tubos de ensayo

 3. Chupitos en tubos de ensayo: cualquier shot de color rojo, metido en un tubo de ensayo dará la sensación de sangre. Receta 1: licor de avellana, granadina y menta.
Receta 2: granadina, mangaroca y tequila.
Receta 3: licor 43, granadina y kiwi.
Receta 4: whisky, vainilla y granadina.

Mano de hielo

 4. Mano de hielo: con la ayuda de un guante de látex vierte sangría o ponche y lleva al congelador para que enfríes tus bebidas.

Vasos sangrientos

5. Vasos sangrientos: es muy simple decorar los vasos como si estuvieran goteando sangre, solo necesitas sirope rojo (de fresas, de frambuesa) colócalo en un plato y apoya el borde del vaso, dale la vuelta enseguida, para que chorree.

Hielos con ojos

6. Hielos con ojos: retira la cáscara a un rábano pequeño pelado – asegurándote de que el tamaño entre en la hielera – ahuécalo con una aceituna dentro. Al rabanito se le dejan pedacitos de piel, esto, en contacto con el agua, queda desteñido y hace de sangre perfecto para servir en martinis.

Sabrina Cedeño

Cocinera de alma. Amante de las cosas ricas, el buen vino y música suave de fondo.+ info

Más Noticias

Más Noticias