Suspiros de monja: buñuelos tan fáciles que se elaboran en minutos

Suspiros de monja: buñuelos tan fáciles que se elaboran en minutos

Los llaman suspiros de monja porque se hacen con una masa muy ligera y suave y, como muchos dulces tradicionales, fueron confeccionados por primera vez en un convento  

Los suspiros de monja tienen una tradición de siglos y son unos buñuelos tan sencillos de hacer que generalmente su elaboración se restringe a la esfera casera. Puedes darle un toque extra agregándole a la masa un poco de manzana rallada, antes de freír.

(Foto de portada: Gustavo Peres en Pexels)

Reboza estos suspiros en azúcar y canela / Photo by Claudia Udrea on Unsplash

Para obtener entre 12-16 suspiros de monja (todo depende del tamaño) vas  a necesitar:
150 g de harina
100 g de azúcar
50 g de mantequilla
200 ml de agua
½ cucharadita de ralladura de limón
3 huevos
Sal
Aceite para freír
Para espolvorear: 2 cucharas de azúcar glass y canela

¿Cómo se prepara?
1. En una olla, mezcla agua, harina, mantequilla, ralladura y sal. Lleva al fuego sin dejar de remover con varillas.

2. Retira del fuego y deja que enfríe un poco hasta que tenga una temperatura ideal para manipularla. 

3. Añade los huevos, uno a uno. Cada vez que agregues uno, lo incorporas perfectamente a la masa, antes de añadir el siguiente.

4. Para freírlos: dales forma con una manga pastelera. Dejas caer trozos en la sartén con aceite caliente. Si no tienes manga pastelera, usa una bolsa resellable tipo Ziplock y le cortas una esquina y por allí dejas salir la masa. Al sacarlos del aceite los pasas por una mezcla de azúcar glass y canela que colocas en un plato.


Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias