¡Sin horno! Aprende a preparar estas ricas berenjenas a la parmesana ¡En minutos!

¡Sin horno! Aprende a preparar estas ricas berenjenas a la parmesana ¡En minutos!

Estas berenjenas a la parmesana podrían ser un almuerzo saludable y muy fácil de preparar, no tienes que encender el horno y quizás será una buena opción para comer vegetales ¡Comenzamos! 

La berenjena es un vegetal que está compuesto principalmente por agua e hidratos de carbono por ello, además de proteger el hígado y aportar antioxidantes, es rica en fibras que ayudan a eliminar el colesterol de otros alimentos ¡Qué tal! Esto lo descubrimos en el portal Cuerpomente.com, ahora que los sabes es hora de preparar este platillo de lujo sin horno. Para esta receta necesitarás:

Berenjenas a la parmesana

Ingredientes:

Preparación:

Comienza este platillo de lujo lavando el ingrediente principal, las berenjenas, luego las cortas en rodajas del mismo tamaño y las colocas en un colador con un poco de sal y un chorrito de limón para que eliminen el exceso de agua o también las puedes colocar sobre un papel absorbente.

Pasados unos 40 minutos, bate los huevos en un plato y preparamos el pan rallado en otro. Calienta en una sartén un chorrito de aceite para empanar las berenjenas. Cuando esté caliente, pasa las berenjenas por el huevo y el pan rallado. Fríe hasta que las berenjenas estén doradas y luego las colocamos sobre papel absorbente para que eliminen el exceso de grasa.

Seguimos con la cebolla, pela y corta en trocitos lo más pequeños posibles, repite la operación con los ajos. En una sartén empieza a freír estos ingredientes. Cuando empiecen a estar tiernos pon el tomate pelado y triturado. Salpimentamos al gusto para tener lista en unos minutos una salsa de tomate casera impresionante.

Berenjena a la parmesana

Finalmente, con la salsa lista, puedes comenzar a montar el plato en una sartén, empieza con la berenjena en el fondo, encima una capa de mozzarella y de salsa de tomate. Repite la operación hasta finalizar con berenjena y queso parmesano. Tapa la sartén y deja que el queso se funda ¡Listo! Ya tienes unas berenjenas a la parmesana muy crujientes. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias