¡Fáciles y rápidas! Tortitas de papas rellenas de espinacas y queso: guarnición lista en pocos minutos

¡Fáciles y rápidas! Tortitas de papas rellenas de espinacas y queso: guarnición lista en pocos minutos

Con esta receta dejas atrás el puré simple que a veces acompaña tus comidas. Es una manera creativa de usar las patatas y de darles sabor sin hacer que la receta sea muy complicada. Como guarnición sirve para el almuerzo o la cena, pero también puedes usarlas en el desayuno, cambiando el relleno y las comes en lugar del sándwich de siempre. ¡Anímate a prepararlas!  

Si ya te cansa el puré de papas (o patatas) esta receta te caerá de lo mejor porque aquí tienes las papas como guarnición, pero algo más creativas. También puedes disfrutarlas en el desayuno, con este relleno o con una combinación de jamòn y queso o de carne picada (molida). ¡Anímate y hazlas!

(Foto de portada: Photo by MadMax Chef on Unsplash)

Puedes rellenarlas con queso solamente / Photo by Nathan Dumlao on Unsplash


Para hacer estas tortitas de papas rellenas vas a necesitar:

400 g de papa (patata)
2 hojas de laurel
½ taza de harina de maicena (opcional)
2 taza de espinacas lavada y troceada
½ taza de queso rallado tipo cheddar
1 cebolla picada
1 diente de ajo
2 cucharadas de cilantro
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto

¿Cómo se preparan?
1. Pela y pica las papas en cubos de más o menos el mismo tamaño para que se ablanden al mismo tiempo. Ponlas con el laurel en una olla con suficiente agua que las cubra, a fuego medio, hasta que ablanden. Una vez cocidas, remueve el laurel y tritúralas hasta convertirlas en puré. Añade sal y pimienta. Revuelve bien. Deja que reposen y se enfríen para poder manipularlas. 

2. Mientras tanto, coloca el aceite en una sartén. Agrega las cebollas y el ajo. Remueve de vez en cuando. Deja que se doren y añade sal, pimienta y la espinaca (previamente lavada y picada en trozos). Saltea la espinaca unos minutos.

Agrega el cilantro picadito a esta mezcla y retira del fuego. Deja enfriar.

3. Cuando las dos preparaciones estén frías, haz bolas con el puré. Luego las aplanas para colocar una cucharada de espinacas en el centro y rocíale un poco de queso rallado. Luego envuelves el relleno con la masa de papa

Así haces varias tortitas y las colocas en la sartén con lo que quede del aceite de oliva. La idea no es freír las tortitas (porque ya están cocidas) es sólo para dorarlas de lado y lado.

Usa la maicena para secar un poco la masa de papa, en caso de que el puré quede muy húmedo.

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias