Endulza tu vida con unos ricos bartolillos madrileños: aprende a prepararlos

Endulza tu vida con unos ricos bartolillos madrileños: aprende a prepararlos

Son unas ricas empanadas rellenas de crema dulce, que se consiguen en todas las pastelerías de Madrid. Así que con esta receta podrás tener el sabor dulce de la capital española en casa. ¡Manos a la obra!  

Son más comunes en Navidad, Semana Santa y durante las fiestas de San Isidro (15 de mayo), pero igual consigues Bartolillos en cualquier momento del año en los mostradores de todas las pastelerías madrileñas. Eso sí, estas empanadas rellenas de crema pastelera hay que consumirlas calientitas.

(Foto de portada: Karolina Grabowska en Pexels)

Bartolillos recién hechos / By Tamorlan - Own work, CC BY 3.0, Link

De los Bartolillos se dice que son de los postres más castizos que existen en la actualidad y que ya en el siglo XIX formaban oficialmente parte de la pastelería típica madrileña. ¿De dónde le vino el nombre de Bartolillo? Eso sí que no está tan claro, ese Bartolo o Bartolomé que le prestó su nombre a este dulce se ha perdido en la historia.

Ingredientes para 12 bartolillos:
30 g azúcar
100 ml de vino blanco
1 pizca de sal
400 g de harina 
80 g de mantequilla (a temperatura ambiente)
250 ml de aceite

*Crema
75 g de harina
75g de azúcar
25 g de mantequilla
2 huevos
2 tazas de leche
Cáscara de limón

¿Cómo se preparan?
La crema:
1. Empieza con la crema: bate los huevos con el azúcar hasta que consigas una mezcla cremosa. Añade la harina y agrega un poco de la leche para facilitar el batido.

2. El resto de la leche lo calientas con la cáscara de limón. Cuando empiece a hervir la leche, añades la mezcla de huevos, azúcar y harina. Revuelve mientras se cocina. Esto te tomará entre 5-7 minutos. Luego retira del fuego y agrega la mantequilla. Remueve vigorosamente para que todo quede integrado. Deja aparte para que repose y enfríe.

La masa
1. Cocina el vino con el azúcar y la sal hasta que estos últimos dos se disuelvan. Pon aparte para que enfríe.

2. Cuando haya enfriado el vino, mezcla la harina con la mantequilla y luego añades el vino. Amasa con tus manos y forma una bola. Ponla en un recipiente untado con mantequilla y enharinado, cubre con un paño y deja reposar media hora.

3. Haz un rollo con la masa y córtalo en 12 partes iguales. Cada parte la estiras (que quede fina) y le das forma ovalada, en el centro colocas una cucharada de crema pastelera. Dobla y presiona los bordes con un tenedor.

Ahora fríe en aceite bien caliente y colocas en toallas de papel para absorber el exceso de aceite.

Espolvorea las empanadas o bartolillos con azúcar impalpable.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias