Quemadores

Descubre la manera más deliciosa de preparar el arroz blanco ¡receta súper fácil!

El ser humano consume arroz desde hace unos 6.000 años antes de Cristo. Así que hay un larguísimo catálogo de recetas con este cereal. Aquí te damos una con la que le darás un sabor especial: arroz con espinacas. ¡No te lo pierdas!  

El ser humano consume arroz desde hace unos 6.000 años antes de Cristo. Así que hay un larguísimo catálogo de recetas con este cereal. Aquí te damos una con la que le darás un sabor especial: arroz con espinacas. ¡No te lo pierdas!  

El arroz nos suministra energía con sus almidones, es rico en vitamina B, tiene fibra, hierro y, como absorbe agua durante la cocción, hidrata el organismo. Además, es muy versátil porque puede ser salado o dulce, un plato principal o una guarnición.

Si preparas el arroz con espinacas siguiendo este paso a paso, los paladares de tu familia te lo agradecerán y hasta querrán repetir. 

(Foto de portada: Photo by Maria Ionova on Unsplash)

La humanidad consume arroz desde 6.000 años antes de Cristo / Imagen de moritz320 en Pixabay

Para hacer este arroz con espinacas vas a necesitar:
1 taza de arroz
2 tazas de caldo de pollo
2 cebollas cortadas en juliana
250 g de espinacas
1 cebollín cortado
Mantequilla y aceite de oliva
Sal y pimienta

¿Cómo se prepara?
En la olla coloca una cucharada de mantequilla. Rehoga el arroz en la mantequilla, sin dejar de mover, hasta que esté blanco. Agrega el caldo, la sal y la pimienta. Cuando hierva, baja el fuego y deja que se cueza unos 20 minutos. 

Mientras tanto, fríe las cebollas en aceite, y cuando estén marchitas añade las espinacas cortadas y deja que se cocinen. Incorpora el cebollín picado en rodajitas y remueve. Por último, mezcla las espinacas con el arroz que ya cumplió los 20 minutos de cocción y deja al fuego un minuto más.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias