Quemadores

Déjate cautivar por los famosos chiles en nogada

Es una de las más famosas recetas de chiles poblanos y uno de los emblemas gastronómicos de México. Por si no te has dado cuenta, este plato exhibe los colores de la bandera mexicana. El relleno de guiso de carne molida con trozos de frutas y su salsa dulce en contraste con los chiles son un festival de sabores para el paladar  

Es una de las más famosas recetas de chiles poblanos y uno de los emblemas gastronómicos de México. Por si no te has dado cuenta, este plato exhibe los colores de la bandera mexicana. El relleno de guiso de carne molida con trozos de frutas y su salsa dulce en contraste con los chiles son un festival de sabores para el paladar  

Cuentan que las monjas del Convento de Santa Mónica, en Puebla, prepararon los primeros chiles en nogada en honor a Agustín de Iturbide, en 1821, el mismo año en que este militar firmó el Acta de Independencia de México.

Las granadas se cosechan entre julio y agosto

Se les ocurrió este plato que recordaba la bandera del Ejército Trigarante (verde, rojo y blanco), que posteriormente serían los que tomaría la bandera de México. Todos los ingredientes son autóctonos de la zona, incluidas las castañas y granadas. 

Lo que necesitas:
6 chiles poblanos
½ taza de aceite
2 huevos
½ cucharada de harina

*Relleno de carne
250 gr carne de cerdo picada (molida)
½ taza de puré de tomate
2 cucharadas de aceite
½ cebolla
30 g pasas
15 g piñones
30 g almendras
Frutas: un durazno, una pera de leche, una manzana y un plátano macho maduro
Sal al gusto

*Salsa de nogada
200 g nueces de castilla frescas
80 g queso de cabra
120 g de queso crema
40 ml de vino de jerez
¼ de litro de leche
40 ml de leche evaporada
40 ml de leche condensada

*Decoración
1 granada
1 cucharada de perejil chino

Para prepararlos:

El día antes de prepararlos, debes pelar las castañas y dejarlas en agua suficiente que las cubra. Guárdalas en la nevera. Al día siguiente, escurre y remójalas en leche. Licúalas con la leche, y el resto de ingredientes. Esta salsa debes procesarla una hora antes de servir los chiles.

Pon los chiles a ahumar sobre una hornilla, voltéalos para ahumarlos de manera pareja.  Colócalos en una bolsa plástica y dejarlos reposar media hora. Luego frótalos con cuidado de tal manera que la piel se desprenda. Después ábrelos y remueve las venas. Ya limpios, los puedes lavar.

Debes dejar bien picaditas la cebolla, las pasas, las almendras y las frutas.
En una sartén, sofríes el ajo con la cebolla picadita. Agregas la carne, cuando esté bien cocinada añades el puré, las pasas, las almendras y las frutas. Agregas sal y pimienta al gusto. Cuando espese, retiras del fuego y dejas enfriar para poder rellenar los chiles.

Ya rellenos, los chiles se pasan por harina, luego por los huevos batidos (bate las claras a punto de nieve y luego les agregas las yemas) y se fríen. Cuando estén dorados por todos lados, los escurres y secas sobre toallas de papel.

Al servirlos, baña los chiles con la nogada, decora con granos de granada y perejil.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias