Bacalao al pil pil: descubre el secreto para preparar este rico plato vasco

Bacalao al pil pil: descubre el secreto para preparar este rico plato vasco

Esta es una receta tradicional vasca muy sencilla y con pocos ingredientes, pero que depende de la calidad y potentes sabores de sus componentes  

Para empezar, ¿qué es el pil pil? Es el suero o líquido que se produce al cocinar el bacalao en el aceite, en esa cocción el pescado libera unos jugos que al cuajar componen el pil pil.

(Foto de portada: By Jun - https://www.flickr.com/photos/biker_jun/9057193695/, CC BY-SA 2.0, Link)

Calienta los trozos de bacalao hasta que espese el suero / By jlastras - Flickr, CC BY 2.0, Link

En cuanto a la guindilla, que tanto mencionan en las recetas españolas, es una variedad de ají o chile picante. Aclarado todo ya no tienes excusa para no preparar estos ricos e intensos platos.

Un bacalao al pil pil para 4 personas requiere de: 
4 piezas de lomo de bacalao
300 ml de aceite de oliva
8 dientes de ajo
2 guindillas (o tu variedad preferida de ají picante)

¿Cómo se prepara?
1. El bacalao suele venderse en sal para conservarlo, por lo que se recomienda “desalarlo” en un proceso que dura entre 32 y 48 horas. Debes remojarlo y cambiarle el agua en intervalos de 8 horas. A continuación, lo limpias: remueve escamas y espinas y luego lo secas bien.
Si lo compras ya listo, es decir desalado y limpio, entonces prepararás todo aún  más rápido.

2. Calienta aceite de oliva en una sartén. Fríe el ajo en rodajas, al dorarse lo retiras. Ahora coloca las guindillas cortadas en rodajas y sin semillas, saltéalas en el aceite y también ponlas aparte.

3. En esa misma sartén cocina el bacalao a fuego lento (más o menos 8 minutos por los dos lados). Primero lo colocas con la piel hacia arriba, a los 4 minutos lo volteas. Pon el bacalao en un plato aparte. Recolecta el líquido que sueltan los trozos.

4. En otra cazuela vierte un poco del aceite que estaba en la sartén, cuando se entibie agrega el suero que soltó el bacalao y mezcla bien. Agrega un poco más del aceite, hasta que obtengas un líquido espeso. Coloca los trozos de bacalao en la cazuela y calienta. Cuando espese el líquido aún más, entonces apaga el fuego y sirve las piezas en cada plato con un poco de la salsa y encima los ajos y la guindilla.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias