Quemadores

Alitas de pollo en salsa barbacoa, directo a tu paladar

El pollo es hoy en día la proteína animal de mayor consumo en el mundo; desde su domesticación hace más de cuatro mil años en la India. Nunca falta en nuestras mesas y por su versatilidad obtiene sabor de otros productos, veamos esta receta muy fácil de muslos de pollo.

El pollo es hoy en día la proteína animal de mayor consumo en el mundo; desde su domesticación hace más de cuatro mil años en la India. Nunca falta en nuestras mesas y por su versatilidad obtiene sabor de otros productos, veamos esta receta muy fácil de muslos de pollo.

Se convirtió rápidamente en una fuente de alimento para los seres humanos de valor incalculable y fue determinante para que las nacientes sociedades pasaran de nómadas a sedentarias. Su popularidad creció a mediados del siglo pasado cuando debido a su alto contenido proteico, bajo en grasa y rico en vitaminas, especialmente del complejo B, así como de minerales esenciales. Hoy haremos una rica receta, alitas en salsa barbacoa, una experiencia inolvidable.

Alitas de pollo con salsa barbacoa

Ingredientes:

 
 

Preparación:

Paso 1

Limpia las alitas de pollo, eliminando cualquier resto de huesecillos, plumas, grasas y ternillas, sin quitarles la piel. Desecha las puntas. Lávalas y sécalas muy bien con una hoja de papel de cocina. Salpimiéntalas y ponlas en un bol.

Paso 2

Añade el ajo, el pimentón, 1 cucharada de perejil y otra de orégano, la cebolla, una pizca de hinojo, 1 cucharadita de cúrcuma, una de canela, otra de comino y el laurel, y remueve bien con unos cubiertos de madera para que las alitas se impregnen de todos los sabores. Pásalas entonces en una fuente apta para horno, colocándolas de modo que no se amontonen demasiado unas sobre otras.

Paso 3

Pela los dientes de ajo y retírales el germen; luego, pásalos a un mortero y machácalos bien. Mezcla el kétchup con la mostaza, agrega el ajo machacado, la salsa de carne, la miel, y remueve con cuidado hasta que obtengas una preparación homogénea.

Paso 4

Pincela las alitas con la salsa anterior, tápalas e introdúcelas en el horno precalentado a 190º; ásalas durante 15 minutos. Pasado este tiempo, destapa las alitas y comprueba si están secas, añade más salsa si fuera necesario y deja que terminen de asarse, ya sin taparlas.

Paso 5

Sirve las alitas calientes acompañadas de la salsa barbacoa restante, servida en un cuenco aparte.

El truco:

Puedes agregar azúcar moreno a la salsa barbacoa o un poco de caramelo líquido si quieres darle un toque más dulzón.

J.R. Cordero

Periodista, escritor. Amante de la poesía, la buena música y el queso. Especialista en contenidos digitales. + info

Más Noticias

Más Noticias