Quemadores

¡Actívate con esta receta sencilla y potente de pollo en mole verde!

El pollo no te va a saber igual cuando pruebes esta salsa mole con chiles y ramas verdes. La preparación de esta salsa es una receta mexicana de las más tradicionales y también de las más ricas y llena de sabores  

El pollo no te va a saber igual cuando pruebes esta salsa mole con chiles y ramas verdes. La preparación de esta salsa es una receta mexicana de las más tradicionales y también de las más ricas y llena de sabores  

El mole verde es una amalgama de ingredientes verdes con mucho sabor y muy picantes. Aquí te presentamos una de las más sencillas preparaciones de este plato, que incluye todos los ingredientes tradicionales: hojas de rábano, semillas de calabaza y chiles.

Lo puedes acompañar con arroz rojo

Vas a necesitar:
*Para el pollo
2 kilos de pollo 
½ cebolla
2 dientes de ajo

* Para el mole
1 chile poblano
Ramas de perejil
2 chiles serranos
1 Jalapeño
12 tomates verdes
Hojas de rábano
Lechuga
½ cebolla
1 dientes de ajo
½ taza de pepitas (semillas de calabaza o auyama)
Ramas de cilantro
1/3 de taza de ajonjolí
Sal al gusto

¿Cómo se prepara?
Cocina el pollo en agua con la cebolla y los dientes de ajo sin pelar (al final se van a extraer del caldo). Se tarda más o menos 45 minutos.

Mientras se cocina el pollo, pon otra olla a cocinar con los chiles jalapeño y serranos enteros (sólo les remueves el tallo), los tomates verdes, el ajo y la cebolla.

Aparte, en una sartén tuesta el ajonjolí. Recuerda remover constantemente para que no se queme. Retíralo de la sartén, a la que vas a agregar aceite para tostar (sólo un poco) las semillas de calabaza. Tanto el ajonjolí como las semillas no deben pasar más de minuto y medio al fuego.

Coloca el ajonjolí y las semillas en la licuadora junto con los chiles, los tomates, el ajo y la cebolla. Agrega unas cuantas hojas verdes: lechuga, perejil, hojas de rábano y cilantro. Añade más o menos 1 taza de caldo de pollo. Licúa y cuela. Lo que queda en el colador lo puedes volver a poner en la licuadora junto con otras ramas verdes y el chile poblano (picado en rodajas) con un poquito más de caldo. Cuela y pasa incluso un poco más de caldo por el colador para exprimir bien la mezcla.

La salsa verde colada la vas a poner en una cazuela con aceite caliente. Añade sal y deja que hierva y se espese un poco (pasarán unos 5 minutos). Agrega las piezas de pollo y lo dejas unos minutos para adquiera el sabor del mole verde. ¡Listo!


El dato: Las semillas de calabaza son comestibles. Se preparan remojándolas en agua saturada de sal y luego se tuestan en un comal (o plancha). Las puedes comprar ya listas para usar.

Otra receta de mole verde:

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias