Qué Comer

Entérate de por qué no puedes comer anacardos crudos

Los anacardos, también conocidos como castaña de cajú, merey, nuez de la India o marañón, son una delicia ubicada siempre en la sección de los frutos secos de mercados y abastos. Siempre se venden fritos o tostados, pero nunca crudos ¿sabes por qué?  

Entérate de por qué no puedes comer anacardos crudos

A los anacardos también se les conoce como merey, castaña de cajú, marañón o nuez de la India. En los últimos años se han puesto de moda porque son ricos en magnesio y hierro, además aportan proteínas de alta calidad y triptófano, éste último un aminoácido que nuestro cuerpo convierte en melatonina y serotonina, fundamentales para el sueño y el estado de ánimo.

(Foto principal: Foto de cottonbro en Pexels)

Con los anacardos también se hacen postres / Foto de cottonbro en Pexels

Adicionalmente se ha comprobado que nos aportan ácidos grasos monoinsaturados similares a los del aceite de oliva. Debido a todos estos beneficios, los anacardos son consumidos solos o en mezclas con almendras, nueces o maníes (cacahuates), pero siempre se deben comer fritos o tostados. ¿Por qué? Crudos están recubiertos en una cáscara cargada de urushiol, una sustancia tóxica, tanto que de sólo tocarla puedes sufrir reacciones alérgicas, incluso comer una gran cantidad de anacardos crudos puede llevar a la muerte.

Consume 15 anacardos al día 

Pero no te preocupes, porque para poder vender los anacardos siempre se tuestan para eliminar esa corteza y evitar la toxicidad. ¿Cuántos debes comer? Como es un alimento nutritivo deberías incluir una porción diaria de más o menos 25 gramos (15-20 anacardos). 

Eso sí, como contienen mucha grasa o aceite (saludable, pero grasa al fin) se ponen rancios rápidamente, por lo que debes guardarlos en un recipiente hermético de vidrio en un lugar seco, fresco y lejos de la luz.

Por cierto, aunque siempre se les incluye en los frutos secos, los anacardos no son frutos sino la semilla del árbol Anacardium occidentale, propio de Centroamérica, noreste de Brasil y sur de Venezuela.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias