Qué Comer

Cómo hacer harina de almendras casera ¡fácil en un solo paso!

La harina de almendras es especialmente útil en las recetas dulces porque no sólo te ayuda a elaborar postres sin gluten sino porque aporta matices de sabor extra a tus recetas. También puedes usarla para empanizar  

Cómo hacer harina de almendras casera ¡fácil en un solo paso!

Esta harina de almendras casera se mantiene en perfectas condiciones durante 1 mes. Así que debes preparar la cantidad que sabes que vas a usar durante ese mes, para no perder insumos.  ¿Por qué tan poco tiempo? Las almendras contienen aceites que pueden ponerse rancios con el paso de los días y recuerda que en esta elaboración no se usan conservantes.

(Foto principal: de Eva Elijas en Pexels)

Blanquéalas antes de procesarlas para retirarles la piel / Foto de cottonbro en Pexels

Para hacer harina de almendras debes removerles la piel, así que te facilitas el trabajo si las compras peladas. Si no, entonces te decimos cómo retirarles la piel fácilmente.

Paso a paso para elaborar harina de almendras en casa

1. Si tienes almendras con piel, entonces blanquéalas: pon las almendras en una olla con agua hirviendo. Déjalas 1 minuto, sácalas y las escurres en papel. Así retiras la piel fácilmente. Sécalas bien (para procesarlas debes estar completamente secas).

2. Coloca por tandas en la licuadora. Rocía un poco de azúcar blanca para evitar que se convierta en mantequilla. Ponla en potencia alta y procesa por 5 segundos. Agita el vaso de la licuadora y vuelve a procesar por unos 10 segundos más. Vierte en un recipiente y procesa la siguiente tanda. 
 

Tips

* Procura licuar en cada tanda una cantidad de más o menos  1 taza o taza y media.

* Debes estar pendiente de retirar las almendras que estén pulverizadas porque si te pasas de muchos segundos licuando las almendras terminarás haciendo mantequilla.

* De medio kilo de almendras salen más o menos 4 tazas de harina.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias