Qué Comer

3 platos para saborear la historia de América Latina ¡deliciosos!

No hay nada mejor que los platos que nos recuerdan nuestra historia, sobre todo aquellos momentos en los que el grito de Independencia retumbaba en coro. Aquí te traemos unos platillos para que recuerdes parte de lo que somos  

3 platos para saborear la historia de América Latina ¡deliciosos!

Los chiles en nogada, la Causa Limeña y la Torta del Libertador nos recuerdan momentos que siempre debemos tener presentes para tener claro de dónde venimos. Estos tres platillos nos demuestran también que la comida siempre tiene un espacio en la historia e incluso que se amolda a las circunstancias. Así que prepáralos y siente orgullo de ser parte de América Latina.

(Foto principal: de Andrea Piacquadio en Pexels)

Chiles en Nogada

Aquel 28 de agosto de 1821, día de San Agustín, las monjas agustinas del convento de Santa Mónica, en Puebla, ofrecieron a Agustín de Iturbide un plato que llevaba los colores de la bandera del Ejército Trigarante: blanco, verde y rojo. Se trataba de los chiles en nogada.

De Iturbide comandaba el Ejército Trigarante, que unía a realistas e insurgentes mexicanos en el objetivo de conseguir la Independencia de la Nueva España (que era como se conocía a México), y pasaba por Puebla, luego de firmar los Tratados de Córdoba que garantizaban precisamente el retiro de las fuerzas españolas y la independencia. Así que para agasajarlo se le ofrecieron chiles en nogada: rojo con las semillas de granada, blanco con la salsa de nogada y verde con el perejil y los chiles.


Causa Limeña

La Causa Limeña o Causa a la Limeña se originó durante la Guerra de Independencia de Perú, cuando las damas de la capital recolectaron alimentos (lo que se consiguiera en semejantes circunstancias) que sirvieran para vender platos y recabar fondos para los soldados peruanos. Con lo que acopiaron prepararon un puré de papas amarillas aliñado con ají amarillo, limón y aceitunas negras. Era la Causa Limeña.

Torta del Libertador

Al parecer el Libertador Simón Bolívar era un apasionado de los postres, de los que prefería esta torta melosa que tiene consistencia de budín de pan, flan y cheesecake ¡todo junto! ¿Por qué? Porque se hace con pan molido, con queso fresco y se corona con caramelo como si fuera un flan. Lo mejor es que esta maravilla de la repostería venezolana se prepara con pocos ingredientes.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias