Noticias

Te explicamos paso a paso cómo realizar tu propia masa madre casera (+ cómo conservarla)

La masa madre natural es un fermento compuesto de harina y agua que no contiene ningún tipo de levadura añadida, en la propia harina podemos conseguir una multitud de levaduras y bacterias que provocan la fermentación de las masas de manera espontánea, hoy te explicaremos paso a paso cómo realizarla.

La masa madre natural es un fermento compuesto de harina y agua que no contiene ningún tipo de levadura añadida, en la propia harina podemos conseguir una multitud de levaduras y bacterias que provocan la fermentación de las masas de manera espontánea, hoy te explicaremos paso a paso cómo realizarla.

El proceso de elaboración de masa madre dura cinco días. Pero no temas porque el tiempo diario que requiere de nosotros es de pocos minutos.

Ingredientes:

Utiliza harina integral

Día 1: Mezcla en un recipiente alto (puede ser de plástico o vidrio) las mismas cantidades de harina integral (de cualquier tipo trigo, avena, arroz, etc.) y agua mineral a temperatura ambiente, cubre el recipiente con un paño limpio en un lugar tibio.

Deja reposar 24 horas

Día 2: Añade medio vaso de harina de fuerza, medio vaso de agua mineral y una cucharadita de azúcar, revuelve hasta que todos los ingredientes se integren bien, cubre nuevamente y deja reposar.

Guarda el envase en un sitio con temperatura tibia

Día 3: Después de dos días de fermentación, el aspecto de la masa es diferente. Se aprecian burbujas en la superficie, ha aumentado en volumen y tiene un olor ligeramente fuerte, que no es desagradable. Esta es buena señal y nos indica que la masa madre ha empezado a activarse. Añade medio vaso de harina de fuerza y medio vaso de agua mezcla y deja reposar en iguales condiciones a las anteriores.

Retira el líquido de la superficie

Día 4: Retiramos el líquido de la superficie y añadimos harina de fuerza. El aspecto de la masa madre cambia ligeramente, se ha formado un poco de líquido marrón en la superficie que debemos retirar con cuidado, utilizando una cuchara, añade medio vaso de harina de fuerza, mezcla y deja reposar otras 24 horas más

Disfruta tu masa madre casera

Día 5: La masa está lista para ser utilizada con un aspecto cremoso, con burbujas en la superficie y un ligero olor ácido. A partir de este momento, puedes comenzar a usar la masa madre en la elaboración de todo tipo de panes, pizzas, bollería, etc.

¿Cómo conservar la masa madre natural?

Si vas a utilizar la masa madre todos los días, no hace falta conservarla en la nevera, con dejarla a temperatura ambiente es suficiente. Si solo vas a utilizar un poco cada día, entonces debes guardarla en frío y tapada. Después, el día que la vayas a usar, sácala de la nevera con antelación y atemperarla.

Sabrina Cedeño

Cocinera de alma. Amante de las cosas ricas, el buen vino y música suave de fondo.+ info

Más Noticias

Más Noticias