Noticias

Te enseñamos a corregir errores de azúcar en tus postres

Hasta al mejor cazador se le va la liebre y a cualquiera le puede pasar que un postre se le pase de azúcar o le falte. El gran problema es descubrirlo muy tarde, cuando no puedes seguir cocinándolos. Aquí te decimos cómo "agregar" o “quitar” azúcar de un plato  

Hasta al mejor cazador se le va la liebre y a cualquiera le puede pasar que un postre se le pase de azúcar o le falte. El gran problema es descubrirlo muy tarde, cuando no puedes seguir cocinándolos. Aquí te decimos cómo "agregar" o “quitar” azúcar de un plato  

Si te gustan tanto los postres, toma nota de lo que te aconsejamos para cuando tengas algún “desastre” azucarado. Porque a cualquiera le puede suceder.

¿Muy dulce? Usa una ganache de chocolate amargo o una salsa ácida de frutos rojos

1. Al bizcocho le falta azúcar: no queda más que hacer una buena crema pastelera o de chocolate y cortar el bizcocho en varias capas y cubrir cada capa. Una solución audaz es cortar el bizcocho en la parte de arriba con cuidado como cuando cortas una capa, pero esta va a ser muy fina. La cortas como si fuera una tapa: cuando hayas retirado esa capa, vas a sacar un poco del relleno, como más o menos dos centímetros cuidando siempre de dejar una “pared” como de un centímetro (si no lo haces la torta se desmorona). Esa miga vas a remojarla con una mezcla de leche condensada y leche evaporada, luego vas a volverla a poner de relleno, y después pones la tapa. 

2. Al bizcocho le sobra azúcar: puedes aplicar la misma idea del anterior de cortar el bizcocho en capas, pero la crema que vas a usar es de chocolate amargo o de limón, para hacer un contraste de sabor. También puedes abrirlo con la técnica de la tapa y sacar un poco del relleno, pero esta vez puedes rellenarlo con frutos rojos mezclados con mascarpone.

3. Arroz con leche con mucha o poca azúcar:  Si tiene mucha, puedes intentar mezclarlo con ralladura de limón o agregar más leche (aunque con esta opción, el plato perderá consistencia). Si le falta azúcar, puedes recurrir a la leche condensada que puedes mezclar con el arroz aunque ya esté frío.

4. Mousse con poca o mucha azúcar: Si te das cuenta en el momento final de la preparación y la mousse aún no se pone firme ni lo has llevado a la nevera, entonces puedes ampliar la receta haciendo otra porción con más azúcar o menos. Pero si ya es muy tarde, puedes intentar corregir con gotas o chispas de chocolate amargo en el caso de que la mousse esté muy dulce o mermeladas en el caso de que le falte dulce.


Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias