Noticias

¡Sorprendentes! 3 curiosidades del queso crema Philadelphia que seguro no conoces

¿Sabes por qué se llama Philadelphia? No es porque haya sido fabricado en esa ciudad (ni siquiera en el presente se fabrica allí). Lo bautizaron así por una cuestión de marketing, porque para la época, finales del siglo XIX, los productos de mayor calidad provenían de esa ciudad de Pensilvania. A continuación te presentamos otras 3 curiosidades del queso crema más famoso del mundo

¡Sorprendentes! 3 curiosidades del queso crema Philadelphia que seguro no conoces
¡Sorprendentes! 3 curiosidades del queso crema Philadelphia que seguro no conoces

La primera curiosidad es que fue un error de cálculo. Resulta que el empresario lechero William Lawrence, por allá por 1872, en Chester, estado de Nueva York, quiso incursionar en el mundo de los quesos produciendo uno llamado Neufchatel, originario de Normandía, Francia.

El Neufchatel tiene forma de corazón y un sabor similar al Camembert. Es suave y un poco elástico. Se somete a maduración por entre 8 a 10 semanas. Pero a Lawrence se le fue la mano con la crema y obtuvo una gran cantidad de un queso cremoso fresco, con un sabor similar al Neufchatel, pero sin envejecimiento, según reveló a Today un vocero de Kraft Foods, conglomerado dueño de la compañía que lo produce. 

(Foto de portada: Imagen de esigie en Pixabay)

El queso crema se ha incorporado a las recetas de sushi hasta convertirse en un clásico / Foto de Comida creado por stockking - www.freepik.es

El segundo dato interesante es que el nombre Philadelphia no acompañó a este queso desde el principio. Lawrence comercializó este queso cremoso, desde 1877, como “Neufchatel & Cream Cheese”. Para poder ampliar la producción se asoció, en 1879, con el comerciante Samuel Durland, y a partir de ese momento el queso se llamó "Lawrence & Durland". Fue en 1880 cuando al distribuidor Alvan Reynolds se le ocurrió venderlo como “Queso Crema de Philadelphia”, para sacar provecho de la fama de alta calidad de los productos de esta ciudad.

La tercera curiosidad tiene que ver con su emblemático embalaje de aluminio. Aunque desde hace algunos años, el queso crema Philadelphia se vende en envases de plástico, su presentación en aluminio es su imagen icónica. Esta envoltura también fue sugerida por Reynolds (aparte del nombre Philadelphia), quien le señaló a Lawrence que el aluminio sería más fácil de imprimir con el nombre que el papel de seda que para ese momento, 1880, se usaba para empaquetarlo.
Aún hoy se usa el aluminio porque según voceros de Krafts proporciona una barrera a la luz y al oxígeno, lo que ayuda a mantener el sabor y la calidad de este queso.


Philadelphia se comercializó en Europa en la década de 1960, su éxito se debió a que garantizaban que se mantenía fresco hasta 21 días después de abierto. Al presente es el queso crema más vendido en ese continente.

Alrededor del mundo es ingrediente obligado de flanes y cheesecakes, para darles consistencia y el toque salado; además con él se elabora el famoso glaseado para las tortas de zanahoria.

También se usa en salsas, dips y recetas de bizcochos esponjosos; también se agrega a cremas de zanahoria o calabaza para darles más cremosidad. O simplemente úsalo como crema para untar en tostadas, galletas saladas, tortillas, crepes, panquecas o arepas.

El queso crema es el ingrediente principal de la Torta de Queso La Viña, elegido como el sabor del año 2021 por The New York Times.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias