Noticias

¡Sácale provecho al bicarbonato de sodio en la cocina!

El bicarbonato de sodio es un polvo blanco con muchos usos: desde antiácido, blanqueador de dientes, leudante en repostería, limpiador de hornos y estufas hasta neutralizador de olores. Aquí te decimos cómo usarlo  

El bicarbonato de sodio es un polvo blanco con muchos usos: desde antiácido, blanqueador de dientes, leudante en repostería, limpiador de hornos y estufas hasta neutralizador de olores. Aquí te decimos cómo usarlo  

Recibe otros nombres como carbonato ácido de sodio, hidrogenocarbonato de sodio, bicarbonato de soda o sal de vichy. No importa como lo llames, lo que necesitas saber es que tiene una infinidad de usos en la cocina.

(Foto de portada: Foto de Casa creado por freepik - www.freepik.es)


 

Cuenta siempre con una provisión de bicarbonato de sodio en casa / Foto de Kaboompics .com en Pexels

El bicarbonato de sodio es un compuesto soluble en agua que se puede obtener de un mineral llamado natrón, que es una sal con usos que se remontan al Antiguo Egipto. Desde 1846, el bicarbonato de sodio también se puede producir artificialmente. 

* Medicina:
- Es el componente principal de antiácidos y medicamentos para la indigestión. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) lo ha catalogado como un aditivo seguro para alimentos, y como ingrediente seguro de antiácidos y anticaries.

- Si mezclas una pizca con limón y un poco de agua tibia y lo tomas en ayunas, alcaliniza el organismo, es decir contrarresta la acidosis, que es cuando los riñones no eliminan todos los ácidos que se producen en nuestro cuerpo. Y si lo mezclas con jugo de limón puede funcionar como digestivo y antiácido. Debes tomar la precaución de no tomarlo por largos períodos (no se recomienda por más de 7 días seguidos). Consumir de manera excesiva bicarbonato puede acarrear problemas cardíacos.

- Es un ingrediente clave para blanquear los dientes y eliminar sarro, por eso muchas pastas dentales lo incluyen en su formulación, pero también puedes agregar una pizca a la crema que has colocado en tu cepillo antes de proceder a lavar tus dientes. Debes usarlo sólo por pocos días, ya que es abrasivo y puede terminar dañando el esmalte de tus dientes. También se  ha demostrado su efectividad como antiséptico en enjuagues bucales o gárgaras para curar úlceras bucales (leves) y dolores de garganta. De igual manera puedes utilizarlo para refrescar el aliento. 

* Ingrediente en la cocina:
- Salsa de tomate: Si agregas una pizca a una salsa de tomate casera, le restarás un poco de acidez. Es más efectivo que agregar azúcar.

- Pastelería: es un aditivo leudante. Se agrega un toque (media cucharadita) a las recetas de panes y tortas, porque al reaccionar con ácidos lácteos produce burbujas que hacen que las masas se esponjen.

* Lava loza:
- Al agrega 1 cucharada a ½ litro de jabón lavaplatos ayuda a remover grasa y alimentos de la vajilla. Si la suciedad o grasa están muy pegadas, deja las piezas en remojo con bicarbonato, agua y detergente. 

- Si tienes cubertería de plata, límpiala con una toalla o esponja mojada con una mezcla de 3 partes de bicarbonato con 1 de agua. Enjuaga y seca bien.

- Usa una solución de ¼ de taza de bicarbonato con un litro de agua para lavar las tazas manchadas por café.

* Limpiador de hornos: coloca un poco sobre una esponja húmeda y limpias el microondas por dentro y por fuera. En cuanto al horno convencional puedes espolvorear bicarbonato dentro y luego le rocías agua encima. Déjalo toda la noche y después retiras en la mañana, así lograrás eliminar grasa y suciedad.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias