Noticias

Quinoa: qué es y cómo se prepara

A la quinoa o quinua la llaman superalimento porque contiene aminoácidos esenciales, muchos minerales y un alto contenido de fibra y proteína. Por eso no extraña que durante siglos haya sido uno de los alimentos principales de los pueblos prehispánicos suramericanos. Aquí te contamos qué es la quinoa y la manera correcta de prepararla para que la uses para hacer ensaladas, croquetas y hamburguesas  

Quinoa: qué es y cómo se prepara
Quinoa: qué es y cómo se prepara

La quinoa o quinua se cultiva en Suramérica desde hace más de 3.000 años. Se cree que el punto de origen de esta planta son los alrededores del lago Titicaca, entre Perú y Bolivia, y se ha documentado que era una de las principales fuentes de alimentación del pueblo inca.

A la vista parece algo así como un arroz corto o cuscús, pero a diferencia de estos, antes de cocinarla debes lavar la quinoa y tostarla para eliminar unas proteínas (saponinas) que le dan un sabor amargo.

(Foto principal: Vie Studio en Pexels)

Aunque la llaman cereal, la quinoa es más bien una semilla de un grupo conocido como seudocereales, al que pertenecen el amaranto y el alforfón. Para que entiendas bien: los cereales provienen de plantas gramíneas, de hojas largas y puntiagudas, con espigas. Mientras que los seudocereales salen de plantas de hojas anchas que producen semillas (no granos como los cereales) que pueden molerse para obtener harina sin gluten.

La razón por la que la quinoa está “de moda” es porque se ha comprobado que sus semillas tienen altos niveles de proteína, además proporciona fibra y minerales como hierro, potasio, calcio, magnesio y muchos antioxidantes.

Ensalada con quinoa / Photo by Nick Bratanek on Unsplash

Cómo preparar quinoa de manera correcta

1. Lava bien en abundante agua

La quinoa, tal cual como la venden, requiere que la laves y enjuagues en abundante agua: colócala en un colador y ponla bajo el grifo. Remueve un poco con la mano y déjala bajo el agua del grifo hasta que el agua salga transparente. Esto te debe tomar unos 30 segundos. 

Escúrrela bien y ahora la tuestas durante unos segundos en una sartén caliente con un poco de aceite de oliva. Ya está lista para la cocción.

2. Cocínala en agua o caldo

Lo mejor es cocinarla en caldo para que absorba un rico sabor, pero igual puedes prepararla con agua. La proporción de líquido es de 2 tazas por cada taza de quinoa. Coloca el líquido en una olla y le agregas la quinoa con un poco de sal y pimienta al gusto. Lleva a fuego medio alto, cuando hierva, pon la llama media baja. Tapa y cocina hasta que la quinoa  absorba el líquido, más o menos toma 15 minutos o cuando notes que las semillas están esponjosas y tienen una cola (el endospermo). Retira del fuego apenas se seque.

Ahora puedes usarla en ensaladas o para agregarla a cremas como la de calabacín o sopas. También puedes usarla para hacer croquetas y hasta hamburguesas.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias