Noticias

¿Qué es el sambayón y cómo se originó?

El sambayón es una deliciosa crema, herencia de la cocina italiana, que puedes disfrutar sola, con frutas o con galletas. Aquí te decimos de dónde proviene este postre tan digestivo   

¿Qué es el sambayón y cómo se originó?

El sambayón (o sabayón) es una rica crema dulce con aroma de vino, cuya creación se atribuyen varias regiones italianas. Una de las leyendas es que nació en un monasterio franciscano en el Piamonte, Italia, como tónico (una bebida para dar fuerza) para los monjes. El brebaje se dedicó a San Pascual Baylon, de allí el nombre. 

(Foto principal: Foto de FOX en Pexels)

Se acompaña con frutas o coulis / Photo by Mateus Campos Felipe on Unsplash

Pero la más pintoresca leyenda es que, en 1471, un mercenario, Giovanni Baglioni, mantenía un asedio a la ciudad de Reggio Emlia y cuando ordenó a sus milicianos que saquearan las granjas, apenas consiguieron huevos, unas vides y azúcar. Así que no hubo de otra que batir todo y hacer una bebida caliente.

Llamada primero zabaglione, esta crema se convirtió en uno de los postres favoritos de los Médici, quienes lo disfrutaban como se disfruta hoy: como una crema dulce perfecta para cerrar una cena porque es un postre muy digestivo. Claro ahora es un sabor que se encuentra en helados, pudines y hasta caramelos.

¿Cómo pasó de zabaglione a sambayón o sabayón?

Cuando el zabaglione se regó por Italia y luego por el mundo se convirtió en zabaione, sabayón y hasta sambayón. Así que en realidad, sin importar cómo lo llames, la esencia es la misma porque es un postre cremoso que se prepara con yemas de huevo, batidas con azúcar y aromatizadas con vino dulce. Eso sí, las yemas no van crudas sino que se cuecen mientras se baten a baño María con el azúcar.

Aunque como te dijimos el sambayón es un postre muy digestivo, puedes comerlo a cualquier hora: solo, acompañado con frutas o galletas (especialmente si son de amareto). 

Al prepararlo, las proporciones de los ingredientes del sambayón difieren entre los chefs. Algunos creen que debe ser una proporción igual en peso, aunque así podría resultar muy dulce (porque el vino también es dulce), así que normalmente se reduce la cantidad de azúcar y se aumenta el vino.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias