Qué Comer

Prueba la salsa de moda en Europa ¡funciona con salados y dulces!

La salsa china Lao Gan Ma ha tomado por asalto el Viejo Continente, donde la usan hasta para los helados. Es uno de los sabores tendencia de este año. Aquí te explicamos por qué es tan popular  

Es crujiente a la vez que picante
Es crujiente a la vez que picante

Detrás de Lao Gan Ma está la historia de éxito de una empresaria china que enviudó muy joven y tuvo que empezar desde cero para poder mantener a sus dos hijos. Tao Huabi comenzó a finales de la década de 1980 con una especie de carrito en la ciudad de Guangzhou, donde ofrecía fideos a precios súper económicos (su clientela eran jóvenes universitarios), pero el elemento diferenciador estaba en la salsa, cuya receta era y permanece secreta.

(Foto principal: By Mx. Granger - Own work, CC0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=82546735)

La salsa que ofrecía la mujer era de tal sabor y era tan solicitada que tuvo que empezar a venderla en frascos. ¿Qué nombre le puso? La bautizó como Lao Gan Ma, que se traduce como “vieja madrina”, que era como los jóvenes clientes la llamaban, ya que muchas veces ayudaba con descuentos a los que no podían pagar la comida.

Se vende en China y más de 30 países / Foto: By Daiu Ting hoopae200 - Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=103778757

Más de 20 años después, la salsa secreta se ha convertido en un imperio fundamentado en una fábrica que produce 1,3 millones de frascos diarios de salsa que se venden en China y más de 30 países. Forbes ha reconocido a Tao como una de las 20 empresarias más importantes de China.

En Europa es muy popular y se consigue fácilmente en muchos países. Pero, ¿a qué sabe la salsa de moda en Europa? Hay varios tipos de Lao Gan Ma, unos más picantes que otros, pero todos hechos a base de chiles (variedad china Guizhou), granos de soya, nabos y ajo, entre otros ingredientes, y que se escaldan, es decir se cocinan vertiéndoles aceite hirviendo para que sus sabores se integren.

El sabor es picante pero no del tipo que quema, sino del que permite saborear todos los matices del plato al que se le aplica. Es crujiente (por los trozos de chile seco) y funciona con salados y con postres como los helados, lo apoyan así desde The New York Tines y The Guardian, periódicos que lo consideran una de las tendencias gastronómicas que hay que probar este año.


 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias