Noticias

Lo que no te han dicho sobre limpiar correctamente los camarones

Debes eliminar las vísceras de este crustáceo para evitar malos sabores en tus preparaciones. Sin embargo, no debes preocuparte porque es una tarea rápida y fácil de hacer: aquí te decimos cómo hacerlo   

Lo que no te han dicho sobre limpiar correctamente los camarones
Lo que no te han dicho sobre limpiar correctamente los camarones

Lo que debes saber es que no vas a resultar envenenado o sufrir algún daño (al menos no por las vísceras del camarón) si no retiras esta venita negra que es el intestino del camarón, pero por supuesto que es mucho más higiénico eliminarlo. Además, lo más importante es que si no le quitas el intestino, cuando cocines los camarones te quedarán con un muy mal sabor: podrían plagar al resto de la preparación de un sabor amargo.

(Foto principal: Photo by Nathan Dumlao on Unsplash)

Luego de retirar los intestinos y la cáscara, lávalos y sécalos bien antes de cocinarlos / Photo by eduardo froza on Unsplash

Antes de explicar cómo limpiarlos, debes saber cómo escogerlos. Siempre prefiere los frescos, pero si debes comprarlos congelados, elige los que tienen cáscara porque esta protege la carne del frío (que aunque los conserva, los puede secar si no han sido adecuadamente empaquetados).

Otro consejo es que al descongelarlos, hazlo dejándolos a temperatura ambiente: no uses agua y mucho menos los pongas en el microondas para acelerar el descongelamiento.

Con las cáscaras eliminadas puedes hacer caldo de mariscos. Y otro dato importante es que para que los camarones no se “encojan” al cocinarse, debes cocinarlos con limón.

Así limpias los camarones

1. La vena negra, que ves a través del lomo, es el intestino, y eso es lo que debes eliminar. Tómalos con una mano (que las patas queden hacia ti) y con la otra mano tomas la cola: con cuidado la jalas hacia arriba, y, sin retirarla por completo del camarón, de inmediato la jalas hacia el lado contrario del cuerpo del camarón, de tal manera que con la cola salga también un hilo negro (que son los intestinos). Luego terminas de retirar la cáscara y las patas. Lava bien los camarones bajo el agua de la canilla. Sécalos bien antes cocinarlos.

2. En caso de que quieras dejar la cola para la preparación: puedes pinchar el lomo, por donde está la vena negra, con un palillo o mondadientes. Hazlo con cuidado, como tratando de hacer un hoyito por donde puedas extraer, con la ayuda del palillo, esta vena negra. 
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias