Noticias

La forma de conservar la lechuga para que permanezca fresca durante varios días

Con esta sencilla técnica para prolongar la frescura y buen estado de las hojas de la lechuga, te asegurarás de comerlas en buen estado, además de que ello te ahorrará algunas monedas y evitará el desperdicio de botar el vegetal dañado antes de lo previsto.

Con esta sencilla técnica para prolongar la frescura y buen estado de las hojas de la lechuga, te asegurarás de comerlas en buen estado, además de que ello te ahorrará algunas monedas y evitará el desperdicio de botar el vegetal dañado antes de lo previsto.

Por:  Redacción MUI KITCHEN

Seguramente en todo hogar ha pasado que la lechuga se nos daña mucho antes de lo que quisiéramos y tenemos que desecharla, lo que nos ocasiona un gasto innecesario que podemos evitarnos si seguimos al pie de la letra las indicaciones de la cuenta de Instagram @mascercaesmasjusto.

Lo primero que haremos será desprender y separar las hojas de la lechuga para lavarlas una por una. De esta manera nos aseguraremos de que no quede suciedad alguna en las hojas de la lechuga y revisaremos bien si no hay gusanos u otras bacterias.

Seguidamente, sumerge las hojas de la lechuga en agua y agrega unas cuantas gotas de vinagre blanco. Ello ayudará a eliminar cualquier bacteria que se pueda alojar en las hojas de la lechuga. La cantidad de vinagre dependerá del número de hojas de lechuga que estés lavando. Procura que no sea mucho.

Luego de escurrir bien las hojas y que estén secas, colócalas en un recipiente con papel de cocina absorbente para que terminen de secarse del todo. Este paso es muy importante para que podamos almacenar las hojas de lechuga con el mínimo de humedad.

Finalmente, coloca las hojas lavadas de lechuga en una bolsa transparente, ábrele unos huecos pequeños al plástico para que respiren las hojas y colócalas en la heladera. De esta manera conseguirás que la lechuga de dure fresca unos días más y te rinda para varias ensaladas.

Más Noticias

Más Noticias