Noticias

Haz tu propio jardín de hierbas en casa ¡dale mejor sabor a tus platos!

Ahorra y dale mejor sabor a tus comidas con hierbas frescas. Sólo debes preocuparte por tenerlas en un espacio en el que reciban luz solar y sembrarlas en macetas separadas  

Haz tu propio jardín de hierbas en casa ¡dale mejor sabor a tus platos!

Algo que debes saber es que lo mejor es que siembres las hierbas por separado: cada una en su maceta. De esta manera puedes controlar mejor el riego y si necesita menos o más luz que el resto de las hierbas. Sembrarlas en materos diferentes facilita también el trabajo a la hora de controlar las plagas.

(Foto principal: Photo by Bonnie Kittle on Unsplash)

Riega dos o tres veces por semana / Photo by Bonnie Kittle on Unsplash

Guía para sembrar hierbas aromáticas en casa

1. Elige las plantas

Lo ideal es que consideres las hierbas que sueles usar comúnmente en tus platos. Pero también debes considerar cuáles se dan mejor en el interior. En este grupo están:  la albahaca, el cilantro, el cebollino, el perejil, el romero, el orégano, la salvia, el estragón, la menta y el tomillo.

2. Escoge el lugar indicado

Colócalas en un lugar, como cerca de una ventana, donde reciban luz solar durante entre 6 y 8 horas diarias. El sol es importante para que crezcan sin problemas y desarrollen sus sabores y aromas. En caso de que no cuentes con una ventana con esa cantidad de horas de iluminación, entonces considera colocar a tu cultivo una bombilla CFL (fluorescente de Bajo Consumo), de esas que venden en la ferretería, para complementar la luz. 

3. Temperatura y riego

Aparte del sol, las hierbas necesitan una temperatura entre 18º C y 24º C. En algunos casos están bien hasta 28º C. Otra cosa es el riego: hazlo 2 o 3 veces por semana. Si al hundir un dedo unos 5 cm en la tierra sientes que ese punto está seco, necesitas regar (toma en cuenta que puede parecer seca la superficie, pero por dentro aún puede estar húmeda). En caso de que la tierra no mantenga la humedad, puede ser que la temperatura esté muy caliente, por lo cual deberías retirar las plantas por unas horas de la ventana, o puede significar que la maceta se esté quedando muy pequeña para la planta.

4. Tipo de maceta

Revisa qué tanto crecen las raíces de las hierbas que quieres plantar y así sabrás qué tan grande debe ser: por ejemplo, la albahaca necesita una maceta grande ya que tiene raíces que crecen muy profundas. Considera el material: si son de arcilla, la tierra tienden a secarse más rápido, en cambio las de cerámica mantienen mejor la humedad. Todas las macetas deben tener orificio de drenaje y un platillo para recoger el agua.

5. Semillas o tallos

Cuando compres menta o hierbabuena e incluso albahaca y romero, separa algunas estacas, retírale las hojas y ya las podrás sembrar. Para cultivar otras como el cilantro vas a necesitar de semillas. Así que averigua en el vivero más cercano, cuáles de las hierbas que te interesan requieren de semillas para que las adquieras.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias