Noticias

Croissants: el desayuno francés que no viene de Francia

Los franceses los convirtieron en imprescindibles del desayuno. Pero no fueron sus creadores, sino más bien los “perfeccionadores” de la receta originada en una ciudad europea que se negó a caer en manos de invasores. Hoy los croissants o cruasanes son tan populares que se consiguen en todo el mundo, en versiones saladas o dulces.  Aquí te contamos su historia y te damos una receta para que hagas croissants en casa  

Croissants: el desayuno francés que no viene de Francia
Croissants: el desayuno francés que no viene de Francia

Aunque no lo creas los croissants o cruasanes no son franceses como todos solemos creer. Sucede que la receta se originó en Viena, cuando los otomanos rodeaban la capital austríaca en el año 1683.  Luego de varios intentos por tomar la ciudad, a los invasores se les ocurrió ejecutar la acción de madrugada para sorprender y evitar la resistencia.

Pero los panaderos, los únicos que estaban despiertos porque empezaban a preparar la masa desde la medianoche, dieron el aviso del avance de las tropas otomanas y la ciudad pudo repeler con éxito el ataque.

(Foto de portada: Photo by Anastasiia Ostapovych on Unsplash)

Divinos croissants con mermelada / Foto de Daniela Constantini en Pexels

Para celebrar el triunfo, los panaderos crearon varios bollos o panes para conmemorar la victoria. Uno, con forma de media luna como la de la bandera turca, perduró. Lo llamaron Halbmond (media luna en alemán). ¿Cómo llegaron estas medias lunas a París? De la mano de María Antonieta, la princesa austríaca que se convirtió en reina de Francia, desde entonces los panaderos franceses se dedicaron a perfeccionar la receta y a mediados del siglo XIX, lo llamaron croissant (creciente, como la fase de la luna).

En Estados Unidos, donde siempre encuentran una excusa para celebrar, le dedican un día a los croissants: el 30 de enero. La fecha sirve para que en las ciudades más cosmopolitas norteamericanas se ofrezcan todas las versiones habidas y por haber de los croissants.

Los franceses son de tipo hojaldrados. En otros países se hacen versiones similares llamadas cachitos, medialunas, cuernitos o cangrejitos.

Aquí te damos una receta de cruasanes croissants dulces rellenos de nutella, para la que vas a necesitar:


200 ml de agua tibia
50 g de azúcar
3 g de levadura (más o menos ½ cucharadita)
1 ½ cucharadas de aceite
1 clara de huevo
½ cucharada de sal
400 g de harina
75 g de mantequilla derretida
Relleno: 150 g de nutella

*Decoración
 1 yema 
50 gramos de almendras fileteadas (opcional)

¿Cómo se preparan?
1. En una bandeja con papel vegetal coloca 8 cucharadas de nutella: más o menos que te queden pastillas de 2 cm x 2cm. Lleva al congelador. Mientras, preparas la masa.

2. En un recipiente coloca el agua, el azúcar y la levadura. Revuelve un poco. Deja reposar 5 minutos. Agrega el aceite, la sal y la clara, remueve bien. Finalmente agrega la harina, mezcla con una cuchara hasta donde puedas y luego amasa con las manos para integrar bien y formar una bola. Cubre con un paño y deja reposar durante 1 hora.

3. Enciende el horno a 175º C (350º F)

Amasa unos dos minutos en una superficie espolvoreada con harina, hasta que la masa no se pegue a tus dedos. Entonces haz un cilindro y corta la masa en al menos 8 trozos. Estira cada trozo hasta aplanarlo y que quede de un fino grosor de medio centímetro. Ahora coloca una lámina de la masa y encima le pones mantequilla derretida, coloca otro trozo de masa estirado, luego un poco de mantequilla derretida, y así hasta usar toda la masa. 

4. Ahora estira la pila de masas y procura darle forma redonda. Corta desde el centro de la masa con un cuchillo o cortador de pizza, tal como si estuvieras cortando una pizza o pastel. Te quedarán 8 triángulos.

Coloca la pastilla de nutella congelada en la parte más ancha de cada triángulo y enrolla desde ahí hasta la parte más angosta del triángulo. Haz lo mismo con todos los triángulos. Colócalos en una bandeja engrasada y espolvoreada con harina (también puedes cubrirlo con papel de hornear o vegetal). Unta un poco de yema sobre cada croissant.

Lleva al horno durante 20 minutos.

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias