Consejos de Cocina

Consejos para montar correctamente la crema y cómo recuperarla si se corta

La crema de leche es, sin dudas, el mejor y más sencillo postre, y también acompañamiento de otras preparaciones, como tortas y cupcakes. Aún así, es necesario la técnica para su montado, de manera que tal que no cometamos ningún error y se corte. Aquí todos los detalles.

Consejos para montar correctamente la crema y cómo recuperarla si se corta
Por:  Redacción MUI KITCHEN

La crema batida es una parte fundamental de gran variedad de postres, no solo para rellenos sino también para decoraciones. Sin embargo, aunque requiere pocos ingredientes, su preparación debe ser delicada y hecha con paciencia, para lograr un buen resultado.

Saber cómo batir crema de leche sin que se corte es primordial para que quede perfecta al final. Por ello, hoy te mostraremos algunos factores a tener en cuenta, sin excepciones, para una perfecta crema montada.

1. Cuidar la temperatura

Cuando la crema tiene contacto con el calor, inmediatamente pierde consistencia, pasando a un estado líquido muy desagradable. Para evitarlo, debes tomar en cuenta que antes, durante y después de la preparación es necesario mantenerla a una temperatura baja.

Un truco es colocar el bol donde se esté mezclando, sobre un baño de maría invertido, es decir, sobre agua sumamente fría e incluso, con cubos de hielo.

2. Utilizar las herramientas necesarias

Existen dos formas de elaborar la crema batida: con batidora eléctrica de forma manual con batidor de mano.

La primera es con una batidora eléctrica de varilla, un método mucho más rápido y sencillo. Sin embargo, con ella se corre el riesgo de que la crema se corte con mayor facilidad.

La otra forma de batirla es utilizando una batidora manual y/o una espátula de repostería. Este método requiere un poco más de esfuerzo, pero el resultado vale la pena ya que nos permite obtener el punto más álgido de la crema.

3. Mover el recipiente

Un error muy común al batir la crema es que, en lugar de mover el batidor eléctrico o manual, que es el que verdaderamente le va a aportar aire y consistencia a la crema, movemos el bol o recipiente. Así solo lograremos todo lo contrario.

4. Incorporar el azúcar en el momento adecuado

Según sea el gusto de cada persona, se puede añadir a la crema más o menos cantidad de azúcar. La forma correcta siempre será la misma: comenzar a batir la crema, esperar que espese un poco y allí añadir parte del azúcar. Luego continuar batiendo, agregar el resto del azúcar y batir hasta que alcance su punto cremoso.

Así se ve la crema cortada. Fuente: El Español

¿Cómo saber si se cortó la crema de leche?

Cuando esto ocurre, notaremos que la mantequilla se separa por un lado y el suero por otro, perdiendo totalmente su consistencia. Una vez sucedido esto, puedes tirarla, colarla y aprovechar la mantequilla para un bizcocho; o puedes intentar recuperarla con los siguientes métodos.

Si utilizaste Thermomix: hablamos de un electrodoméstico de gran potencia, con el que debe estar bien fría la nata para que la crema se monte en cuestión de segundos. Pero si la descuidamos y sobrepasa el tiempo de batido, la crema va a cortarse.

Para recuperarla, puedes limpiar las paredes con la ayuda de una espátula, de manera que absolutamente toda la crema se vaya al fondo. Añadir un poco de leche a cucharadas para no excedernos. Y por último, programar el thermomix a que caliente por 5 minutos a una temperatura de 90°C y con una velocidad aproximada de 3,5. Así, la grasa volverá a integrarse con el suero.

Si batiste manualmente: 

  1. Colocar la crema cortada en una cazuela y llevar a fuego medio sin dejar de batir, asegurándote de no dejar que hierva.
  2. Añadir la leche a cucharadas y continuar batiendo de manera envolvente, hasta que notes que la grasa y el suero vuelven a unirse.
  3. Este método te dará una crema batida con consistencia un poco débil, pero presentable.

Fuente: Decoración de Tortas Web

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias