Noticias

Cómo hacer comidas económicas: nuestros consejos para ayudarte a ahorrar

Planificar las compras, conocer los productos de temporada, usar las sobras y reducir el consumo de proteínas de origen animal, van a hacer la diferencia en tu bolsillo11  

Cómo hacer comidas económicas: nuestros consejos para ayudarte a ahorrar

La gran aspiración en relación con la comida siempre es comprar más barato sin sacrificar calidad, pero también comer cada vez mejor y sin desperdicio. Así que esperamos que esta breve guía te sirva de orientación y te ahorres un montón de dinero cuando vayas al supermercado.

(Foto principal: Photo by Viki Mohamad on Unsplash)

Consejos para comer de manera más económica 

1. Haz listas de compras

Para este punto tienes que organizarte y revisar qué tienes en el refrigerador y qué en la alacena. De esta manera no vas a comprar más de algo que ya tienes. Cuando haces listas también piensas en lo que quieres comer y en exactamente cuánto y cómo lo necesitas: si quieres hacer salsa de tomate casera, puedes comprar tomates muy maduros, los cuales siempre están en oferta en los grandes mercados porque los comerciantes están a punto de perderlos y quieren salir rápidamente de ellos. 

*Truco: come un ligero refrigerio antes de ir a comprar y así no comprarás impulsivamente porque te dejas dominar por el apetito.

 

2. Piensa en frutas y vegetales de temporada

Limones, aguacates, manzanas, tomates y espárragos siempre se consiguen en los refrigeradores de los supermercados, pero cuando están de temporada, los precios caen debido al volumen de la existencia. Así que infórmate de los productos de estación, adáptate al ciclo y ahorra un montón.

* Truco: si realmente quieres disfrutar un vegetal todo el año, pero no quieres pagar mucho, ¡entonces compra en grandes cantidades en su temporada y congela! Por ejemplo, compra mango en oferta: pélalo,  córtalo y congélalo en porciones, así tendrás mango ¡todo el año!

 

3. Busca proteínas más baratas

En caso de que no te atraiga dejar la carne, no te estamos pidiendo que te sacrifiques. Sólo que la sustituyas de vez en cuando por fuentes vegetarianas más económicas. ¿Cuáles son esas fuentes? Los frijoles, lentejas o huevos, por ejemplo. Considera que al hacerlo no sólo beneficias tu bolsillo, sino que también mejoras tu digestión. Si no quieres abandonar la carne, entonces considera porciones más pequeñas de carne en tu plato y compleméntala con porciones de huevo o legumbres.
*Truco: prepara croquetas o hamburguesas de garbanzos o lentejas, con tanto aderezo olvidas que no es carne.

4. Acostúmbrate a darle una nueva vida a las sobras

Con arroz del día anterior haces croquetas. Cuando comas pollo y te sobren algunos trozos, guárdalos y prepara ensalada César o una pasta con salsa con trocitos de pollo. Igual puedes mezclar esos trozos de carne o pollo con vegetales y rellenas tomates o pimientos.
*Truco: guarda las sobras en recipientes transparentes o debidamente etiquetados en la nevera, así tendrás un constante recordatorio, cada vez que abres la nevera, de que tienes comida lista para utilizar.

5. Usa los cupones de oferta

Entendemos que no es una costumbre en todos los países, pero donde exista usar una cuponera de descuentos te será muy útil porque de poco en poco que ahorres en cada artículo que compras se reflejará en tu bolsillo.

*Truco: si no tienes cupones, revisa las páginas de las cadenas de supernercados y entérate de las ofertas de fin de semana
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias