Aprende a asar pimientos: dos métodos fáciles

Aprende a asar pimientos: dos métodos fáciles

Al asarlos puedes eliminar la piel, que a veces dificulta la digestión, pero también exaltas sus sabores, lo que dará un extra muy especial a tus recetas  

Con los pimientos asados podrás preparar rápidamente salsas, cremas, ensaladas o podrás cortarlos en tiras para colocarlos en sándwiches, pastas, arroces o pizzas. Por eso te enseñamos dos maneras de asarlos. Estos métodos de pelar pimientos valen para todos, incluidos morrones y chiles.

(Foto de portada:Photo by Anton Darius on Unsplash )

Lávalos y sécalos bien antes de asarlos / Photo by Katherine Lenhart on Unsplash

*Al horno
1. Enciende el horno a 200º C (375º F), al menos 10 minutos antes de colocar los pimientos

2. Luego procede a lavar los pimientos. Colócalos en una bandeja para el horno. Rocía con aceite de oliva y un poco de sal. 

3. Baja la temperatura a 180º (350º) y asa los pimientos por media hora. Luego voltea los pimientos en la bandeja, para que se asen de manera pareja, y deja que se horneen por media hora más. 

4. Cubre la bandeja con papel de aluminio o coloca los pimientos en una bolsa resellable. Cualquiera de las dos opciones hará que los pimientos “suden” y suelten la piel. Permite que enfríen un poco para poder manipularlos y les retiras la piel y las semillas.

*Al fuego
1. Colócalos directamente sobre la hornilla para que la película que los recubre se queme. Para eso necesitas lavarlos y secarlos bien. 

2. Ponlos en la llama o calor de la hornilla con la ayuda de unas pinzas lo vas a voltear constantemente y poner cada parte a la llama. 

3. Cuando esté negro e hinchado (como si tuviera ampollas) lo colocas en una bolsa plástica (de cualquier tipo, aunque las mejores son las resellables). Cuando cierres la bolsa, verás que se forma un vapor dentro de la bolsa. 

4. Cuando enfríe un poco frota con tus manos el pimiento (aún en la bolsa, de tal manera que el plástico remueva la piel). Luego podrás abrir la bolsa y cortar el pimiento y eliminar el tallo y las semillas. Con este método se va a quemar sólo la piel.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias