Noticias

8 errores frecuentes al cocinar pasta

¿Hay algo más fácil que preparar pasta? Claro que sí comérsela... Pareciera que hacer pasta se trata solo de poner agua a hervir y lanzarla dentro de la olla, pero no es tan sencillo como creemos sobre todo si queremos que nuestra pasta quede perfecta. 

8 errores frecuentes al cocinar pasta
8 errores frecuentes al cocinar pasta

En la gastronomía existen trucos que nos permiten no solo obtener platos exquisitos, sino que facilitan el proceso de preparación al evitar que cometamos errores y la pasta no escapa de ello, aunque su elaboración nos parezca bastante intuitiva. Hay 8 errores que debemos evitar y algunos trucos que nos van a garantizar el resultado deseado en nuestra pasta casera. 

Errores al cocinar pasta 

1.Utilizar una olla demasiado pequeña

La pasta debe cocerse en abundante agua, aproximadamente un litro de agua por cada 100 g de pasta,si no lo hacemos así y cocemos la pasta en una cantidad pequeña de agua sucederá que cuando echemos la pasta al agua hirviendo bajará mucho la temperatura y el agua tardará un rato en recuperar el hervor. Durante este tiempo parte de la pasta se empezará a apelmazar en el fondo.

La pasta debe cocinarse en suficiente agua

2. Almacenar la pasta en botes y tirar los paquetes

Si quieres guardar la pasta en botes, no hay ningún problema, pero antes de tirar el paquete recorta las instrucciones así cumplirás con el tiempo de cocción recomendado para ese tipo de pasta. 

3. No salar el agua

Si se cuece la pasta en agua sin sal, por muy sabrosa que sea nuestra salsa, la pasta siempre tendrá un punto insípido. Lo suyo es añadir 1 litro de agua y 2 g de sal, por cada 100 g de pasta seca que vayamos a cocer.

4. Utilizar salsas demasiado grasientas o no adecuadas 

No todos los tipos de pasta son adecuados para todas las salsas, por lo que es importante tenerlo en cuenta si queremos elegir la salsa perfecta para el paquete de pasta que tenemos en la alacena.

5. No remover la pasta mientras se cuece

Remover la pasta de vez en cuando mientras se está cociendo es la mejor manera de que no se pegue entre ella, mucho más efectivo que el truco de echar aceite. 

6. Tirar la pasta contra la pared para ver si está cocinada

Desperdiciar un espagueti volador es menos fiable que si directamente le hincas el diente, que así lo pruebas, sabes cómo está de textura y no ensucias la pared.

7. Tirar todo el agua de cocer la pasta

Es más que frecuente que, una vez cocinada la pasta, la escurramos en un colador sobre el fregadero, de manera que todo el agua de cocción se acaba yendo por el desagüe. Antes de hacer eso, es bueno si reservases al menos una pequeña cantidad de ese agua de cocción, un par de cucharones por ejemplo. Serán tu salvación, si la salsa te ha quedado un poco seca. 

8. Enjuagar siempre la pasta en agua fría después de cocinada

Si vamos a usar una salsa caliente, aparte de ser un paso innecesario es totalmente contraproducente, pues la pasta quedará más resbaladiza y la salsa se adherirá peor. Así que ya sabéis, la pasta se cuece, se escurre y se echa directamente en la salsa para que se impregne bien de esta.

Marian Avila

Periodista y contadora de historias desde hace más de 20 años, fanática de la palabra y del estudio de la comunicación. Experta en ecosistemas digitales y medios, seguidora de los hechos que mueven a las personas y el mundo, amante de la cocina y del placer de un buen plato.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias