Noticias

4 detalles que debes conocer antes de cocinar carne

Recetas con carnes rojas7 y pollo sobran y por eso siempre los tienes en tu lista de compras. Pero antes de cocinarlos debes tomar en cuenta ciertos detalles que te ayudarán a preparar esos platos de la manera más segura e higiénica  

4 detalles que debes conocer antes de cocinar carne
4 detalles que debes conocer antes de cocinar carne

Recuerda que cuando compres carnes debes comprarlas al final de tu recorrido por el supermercado, para procurar que lleguen a tu casa lo más frescas posibles.

(Foto principal: Photo by ThermoPro on Unsplash)

Procura usar tablas de plástico para cortar carne/ Photo by Dan Dennis on Unsplash

1. Cuidado con el marinado

Dejar la carne marinando en líquidos ácidos y llenos de especias es una excelente opción para ablandar y darle sabor, pero lo que debes evitar es usar ese líquido para aderezar la carne luego de cocida. ¿Por qué? Porque las bacterias contenidas en la carne sólo se eliminan cocinando la carne a determinadas temperaturas, lo que significa que si la carne cruda tiene bacterias, éstas pasarán al líquido para marinar. Así que lo mejor es desecharlo o, si deseas usarlo, hervirlo.

2. Siempre en el refrigerador

La carne ya descongelada o recién traída del súper no puede pasar más de dos horas fuera del refrigerador. ¿Por qué? Bacterias como el estafilococo pueden multiplicarse muy rápidamente a temperatura ambiente. La carne de res cruda se mantiene de manera óptima en el área de nevera o refrigerador hasta 5 días. En cambio, el pollo crudo dura hasta 3 días. Si compras carne y no la vas a cocinar de inmediato, entonces congélala.

3. Cocida por completo

Al descongelar la carne (sea roja, blanca o pescados) debes cocinarla por completo, no debes simplemente dorarla o cocinarla a medias para luego volver a congelarla. Recuerda que al cocinarla por completo puedes congelarla.


4. Tabla sólo para carne

Ten en la cocina una tabla de cortar reservada sólo para trocear carne cruda, para evitar contaminación de alimentos. Procura que sea de plástico y lávala con agua caliente después de cada uso. Para un mejor aseo limpia con cloro: una cucharada sopera diluida en 2 litros de agua. Si está rajada o cortada, deséchala.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias