Noticias

3 secretos para conservar el pan fresco por más tiempo

Si se endurece, puedes hacer postres como un budín o hasta una rica sopa de cebollas. Pero, ¿no te parece mejor tenerlo fresco más tiempo? Aquí te decimos hasta cómo puedes devolver al pan viejo esa suavidad como de recién horneado  

3 secretos para conservar el pan fresco por más tiempo
3 secretos para conservar el pan fresco por más tiempo

Antes que nada, te decimos lo que no debes hacer con el pan: refrigerarlo, porque pierde su textura y además favoreces la aparición de moho. Tampoco debes guardarlo en bolsas de plástico a temperatura ambiente  porque se reseca. Mucho menos uses el microondas para calentarlo o “tostarlo”: obtendrás un pan caliente, pero gomoso.

(Foto de portada: Photo by Markus Spiske on Unsplash)

Antes de congelarlo, córtalo y guárdalo en porciones / Imagen de Angelo Esslinger en Pixabay

Ahora lo que debes hacer:

1. Con tela o madera

Cuando compres pan y vayas a consumirlo gradualmente durante varios días consecutivos puedes simplemente optar por guardarlo a temperatura ambiente en una bolsa de papel, lejos de donde le pegue el sol. 

Pero, mejor aún es dejarlo a temperatura ambiente, pero envuelto en tela (como un lino o trapo de algodón), ya que este material le permite conservar la humedad. Eso sí, cuida que los trozos de tela no tengan olor a jabón perfumado, porque afectarán el olor y sabor del pan (lávalos con jabón neutro y sécalos al sol). En vez de tela, una buena idea es guardarlo en una panera o caja de madera.

2. Congelador

Cuando tienes pan que no vas a consumir de inmediato, puedes guardarlo en el congelador (freezer). Para hacerlo, lo más conveniente es rebanarlo y separar las porciones, de tal manera que puedas descongelar la cantidad de pan que vas a consumir. 

Tienes dos opciones: guardar las porciones (debidamente separadas con plástico o papel de aluminio) en un recipiente hermético o guardar cada porción en bolsas herméticas de las resellables. Lo importante es que sea una envoltura hermética para que el hielo no queme el pan.

Cuando vayas a descongelar: toma las porciones que vas a consumir y las colocas al menos tres horas en el área de la nevera y después lo pones a temperatura ambiente.

El pan puede mantenerse congelado por hasta 3 meses. Si congelas trozos de pan de diferentes fechas, es conveniente que los identifiques para que los vayas consumiendo de acuerdo con la fecha.

3. Crujiente como recién horneado

Al descongelarlo o después de que tenga varios días a temperatura ambiente, puedes devolverle esa característica crujiente que tiene al estar recién horneado. ¿Cómo? Rocía el pan con un poco de agua (con un spray o atomizador) y luego lo colocas en el horno (enciéndelo al menos 15 minutos antes de colocar el pan). Lo horneas durante 5 minutos a 100º C.


Considera lo siguiente:

- En promedio, un pan se conserva bien hasta 7 días a temperatura ambiente (cuando lo compras recién hecho), sólo envuélvelo en tela o guárdalo en una panera de madera.

- Al contrario de los panes de hogaza, el pan de molde puedes refrigerarlo en su bolsa plástica, ya que generalmente contiene más conservantes que el pan de hogaza. Por supuesto, que para consumirlo después de refrigerarlo, lo mejor es tostarlo.

- Los panes hechos con masa madre o con grasa como la vegetal o mantequilla resisten sin problemas durante varios días a temperatura ambiente.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias