Al Horno

¡Vas a enamorarte de estas galletas de jengibre!

El sabor que le da el jengibre a estas galletas es muy especial. Maravillosas para tomarlas con café con leche o con té. Cuando las pruebes, si te gusta el sabor podrás darle mayor intensidad aumentando la cantidad de jengibre. Eso es lo bueno de esta receta fácil y rápida de galletas ¡la puedes adaptar a tu gusto!

El sabor que le da el jengibre a estas galletas es muy especial. Maravillosas para tomarlas con café con leche o con té. Cuando las pruebes, si te gusta el sabor podrás darle mayor intensidad aumentando la cantidad de jengibre. Eso es lo bueno de esta receta fácil y rápida de galletas ¡la puedes adaptar a tu gusto!

Esta receta es para los que aman el sabor del jengibre, que es un gusto adquirido. Es una receta fácil y rápida que te dejará pidiendo más. 

Las galletas se hornean en 10 minutos

Vas a necesitar:
225 g de harina
100 g de azúcar
100 g de mantequilla sin sal 
1 cucharadita de jengibre molido
2 cucharaditas de polvo de hornear
2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de canela molida
100 g de miel líquida

¿Cómo se prepara?
Cierne la harina, el polvo de hornear y el bicarbonato. Combínalos con el azúcar, el jengibre y la canela. Añade la mantequilla picada en cuadritos, únelos con la ayuda de un tenedor: vas aplastando los cuadritos junto a los otros ingredientes y así hasta que logres unirlos lo mejor posible. Añade la miel e intégrala a la masa.

Ahora, con la ayuda de una cuchara toma unas porciones pequeñas y forma unas bolitas con las manos. Reboza cada una en azúcar glass y ponlas en una bandeja para hornear forrada con papel vegetal. Deben quedar separadas entre sí por los menos 4 cm.

Presiona levemente cada bolita con un tenedor. Procede a hornear por 10 minutos en un horno precalentado a 180º C. Luego deja que se enfríen sobre una rejilla.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias