Una delicia para la Pascua: Galletas de limón con jengibre perfectas para compartir

Una delicia para la Pascua: Galletas de limón con jengibre perfectas para compartir

Nada mejor que unas ricas galletas tostadas para acompañar un té o un café de la  tarde. Con su toque de jengibre y limón son ricas incluso para consumir solas ¡sin necesidad de excusas!  

Estas galletas caseras con su toque de limón y jengibre son excelentes para las meriendas porque dejan un sabor rico en la boca. Son magníficas para compartirlas en una reunión de amigos e incluso para repartirlas entre los niños.

(Foto de portada: Photo by Sarah Gualtieri on Unsplash)

Si tienes cortadores sólo necesitas estirar la masa y proceder a darles forma / Photo by laura adai on Unsplash


Estas galletas se preparan rápidamente. Lo único es que, como toda masa de galletas, debes refrigerarla al menos por dos horas antes de hornearlas. En este punto se encuentra también una gran ventaja: puedes hacer la masa con antelación y tenerla a la mano en el refrigerador y hornear las galletas cuando las necesites.


Para hacer estas galletas de limón y jengibre vas a necesitar:
3 tazas de harina (tamizadas)
1 huevo
½  taza de mantequilla a temperatura ambiente
1 taza de azúcar
El jugo de 2 limones y la ralladura de uno
½ cucharadita de jengibre rallado fresco
½ cucharadita de bicarbonato de sodio
Opcional: Azúcar glass (para decorar)

¿Cómo se preparan?
1. Bate la mantequilla con el azúcar, cuando adquieran la consistencia de una crema añade el huevo, el jugo, el jengibre y la ralladura de limón. Agrega el bicarbonato pasándolo por un colador o tamiz, luego integra poco a poco la harina con la ayuda de una paleta. Tapa el recipiente con papel film y refrigera la masa por dos horas.

2. Enciende el horno a 180º C (350º F).
Saca la masa de la nevera y estírala sobre una superficie espolvoreada con harina y corta con los moldes de galleta. Si no tienes cortadores, no te preocupes: toma porciones de la masa, haz bolitas, aplástalas y colócalas separadas entre sí por una distancia de unos 2 cm en una bandeja engrasada y enharinada y hornea por 15 minutos. 

Permite que enfríen y espolvoréalas con azúcar.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias