Torta negra melosa sin azúcar y sin gluten ¡saludable y fácil!

Torta negra melosa sin azúcar y sin gluten ¡saludable y fácil!

A los apasionados de los postres, esta torta no los va a decepcionar. Su dulzor se logra a través de la panela, más saludable que el azúcar refinada, y le pueden dar otro nivel de sabor si le agregan pasas y nueces. ¡Este pastel se elabora sin muchas complicaciones!  

Esta torta se endulza con panela (papelón, chancaca, rapadura o piloncillo), una fuente de vitaminas, calcio, hierro y fósforo. Al contrario del azúcar de mesa (o refinada) que sólo proporciona sacarosa, la panela implica glucosa y fructosa, formas de azúcar (por decirlo de alguna manera sencilla) que nuestro cuerpo puede procesar más fácilmente y que proporcionan energía vital para las células de nuestro organismo.

Los huevos se baten con el aceite

Esta versión incluye maicena y harina de arroz para eliminar el gluten.

Lo que necesitas:
1 taza de harina de arroz
2 tazas de maicena (almidón de maíz)
250 g de panela granulada o rallada (papelón, chancaca, rapadura o piloncillo) 
½ taza de agua
5 clavos de especias
1 rama de canela
4 huevos 
½ taza de aceite
1 cucharadita de polvo de hornear alternativo (receta al final)
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
½ taza de Oporto
1 cucharadita de vainilla
Nueces trituradas y pasas (opcional)

Para prepararla:
Cocina la panela con los clavos y la rama de canela en el agua a fuego medio, hasta que se disuelva y se forme un almíbar suave. Lo cuelas y dejas que se enfríe.

Bate los huevos junto al aceite con la ayuda de una batidora (de pedestal o de mano) hasta que se vuelvan una crema espumosa. Sin dejar de batir, agrega el almíbar de panela, la canela en polvo, el vino, la vainilla. Ciernes la harina, la maicena, el bicarbonato y el polvo de hornear sobre la mezcla y los integras de manera envolvente (aquí puedes agregar las nueces y pasas).

Vierte la mezcla en un molde engrasado y forrado en papel vegetal y lo llevas a un horno precalentado a 180º C (350ª F) por 40 minutos o hasta que al introducir un cuchillo o palillo, éste sale limpio.

El polvo de hornear alternativo se hace con: 50 g de bicarbonato de sodio, 25 g de almidón de maíz y 50 g de cremor tártaro. Mézclalo bien, guárdalo en un recipiente bien tapado y en un lugar seco.

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias