Al Horno

Tarta de chocolate y frutos secos, dulce y crocante

La torta o tarta, una protagonista permanente en los postres y platillos dulces de la gastronomía internacional, posee múltiple variantes según la cultura culinaria que la elabore, pero hay algo seguro, a casi todos nos gusta, juntos con los panes y las galletas. Veamos esta receta muy fácil.

La torta o tarta, una protagonista permanente en los postres y platillos dulces de la gastronomía internacional, posee múltiple variantes según la cultura culinaria que la elabore, pero hay algo seguro, a casi todos nos gusta, juntos con los panes y las galletas. Veamos esta receta muy fácil.

Se cree que esta preparación se remonta a prácticamente el surgimiento de la harina de trigo, a la cual se le agregaron manteca (algún tipo), leudante, azúcar y frutas y por lo general envuelta en una capa dulce. Sin embargo, en el mundo de la cocina sus variantes y evolución han sido múltiples sobre la base antes mencionada y que obedece a la culinaria universal; es español comenzó con el nombre pastel cuya raíz en proviene de francés antiguo “pastel”, para definir a las preparaciones saladas con masa, pero en la medida que evolución la pastelería se extendió a la elaboración de tartas o tortas, en la más dulce de todas las industrias. Hoy haremos una rica tarta de chocolate con frutos secos, un bizcocho con mucho sabor.

Tarta con frutos secos, un postre de mucho sabor

Ingredientes:

Preparación:

Paso 1

Repela los frutos secos si es necesario y trocea los más grandes. Deja la mantequilla a temperatura ambiente un rato, hasta que se ablande.

Paso 2

Trocea el chocolate, ponlo en un cuenco dentro de otro con agua hirviendo y caliéntalo al baño maría hasta que se funda. Agrega entonces la mantequilla y el azúcar, y remueve hasta que queden completamente incorporados.

Paso 3

Agrega los huevos, de uno en uno, sin añadir otro hasta que el anterior esté integrado del todo.

Paso 4

Tamiza la harina sobre la preparación anterior y, con ayuda de una espátula, ve removiendo hasta que consigas una masa lisa y homogénea. Añade la mitad de los frutos secos y vuelve a mezclar.

Paso 5

Forra un molde rectangular, pero bastante ancho (de 20 x 18 cm es perfecto), con una doble hoja de papel sulfurizado y vierte la preparación anterior; nivélala hasta que se reparta de manera uniforme, y reparte los frutos que restan por encima, de forma decorativa.

Paso 6

Introduce el brownie o tarta en el horno precalentado a 180°, en la parte media, y cuécelo durante unos 20 minutos. Retíralo entonces, ponlo sobre una rejilla y deja que se enfríe antes de desmoldarlo.

J.R. Cordero

Periodista, escritor. Amante de la poesía, la buena música y el queso. Especialista en contenidos digitales. + info

Más Noticias

Más Noticias