Suaves y deliciosas: clásicas galletas de Pascua ¡fáciles de preparar!

Suaves y deliciosas: clásicas galletas de Pascua ¡fáciles de preparar!

Estas ricas galletas con forma de huevo son una delicia porque son suficientemente tostadas sin dejar de ser suaves. La parte divertida es darles forma de huevos para decorarlas con glaseados de colores, así que con estas galletas de Pascua los niños (¡y no tan niños!) ¡tendrán tarea de manualidades!  

Contienen todo lo que unas galletas deliciosas y crujientes deben llevar: mantequilla, azúcar, huevo y harina. Pero se les agregan maicena (fécula de maíz) y azúcar glass para darles suavidad. Así que aquí tienes tus “huevos” de Pascua para disfrutar. ¡Sigue el paso a paso!

(Foto de portada: Photo by NATHAN MULLET on Unsplash)

Los niños pueden ayudar a decorar / Photo by NATHAN MULLET on Unsplash

Para hacer estas galletas de Pascua vas a necesitar:
2 tazas de harina
½ taza de azúcar blanca refinada (la común)
½ taza de azúcar pulverizada o para glaseado
90 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1 cucharada de maicena
1 cucharada de polvo de hornear
1 huevo
1 cucharadita de vainilla

*Glaseado
2 claras de huevo
350 g de azúcar glass
1 cucharadita de jugo de limón
Colorantes vegetales (opcional)



¿Cómo se preparan?
1. Tamiza los ingredientes secos: harina, maicena y polvo de hornear.

2. Bate, con varillas eléctricas, la mantequilla ablandada con el azúcar blanco refinado y cuando se hayan integrado, agregas el azúcar glass y bates hasta que obtengas una crema homogénea. Añade el huevo y la vainilla y continúas batiendo. 

3. Agrega en tres tandas los ingredientes secos. Luego cuando tengas una masa compacta, coloca la masa entre dos papeles de hornear y aplánala con un rodillo o palote hasta que tenga un grosor de medio centímetro. Refrigera durante 20 minutos.

4. Enciende el horno a 180º C (350º F).
Saca del refrigerador, retira el papel de encima y corta las  galletas. Si no tienes los cortadores, puedes ayudarte con un envase o tapa que tenga esa forma de huevo. También puedes cortar la masa con un cuchillo (no importa que no te queden iguales, lo importante es darles forma ovoide) o puedes improvisar un molde cortando una lata de cerveza o refresco (corta una pieza de más o menos 7-8 cm de alto), le haces unos cortes por ambos bordes, de tal manera que puedas doblar hacia adentro y así puedas hacer más grueso el borde. Manipula la pieza hasta conseguir la forma de huevo.

Retira la masa excedente. Coloca las galletas junto con el papel que aún tienen debajo en una bandeja y hornea durante 25 minutos. Permite que enfríen bien antes de colocar los glaseados.

*Decora con el glaseado:
Bate las claras, cuando estén firmes empieza a agregar el azúcar de cucharada en cucharada hasta integrar todo. Añade el jugo de limón y bate de nuevo por unos segundos.

Si vas a usar colorantes, separa porciones del glaseado en diferentes recipientes. Agrega una o dos gotas y remueve. Coloca los glaseados en las mangas pasteleras (puedes usar bolsas de las resellables tipo Ziploc y aprietas de tal manera que el glaseado se concentre en uno de los vértices). Lleva todas las mangas o bolsas a la nevera durante 30 minutos.

Para decorar las galletas usa las boquillas más pequeñas, si usas bolsas resellables sólo necesitas cortar el extremo donde se encuentra todo el glaseado y para decorar sólo debes presionar la bolsa (tal como si presionaras una pasta de dientes).

Receta de galletas tomada de ChokolatPimienta
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias