Al Horno

¡Sin polvo de hornear! Aprende a preparar el bizcocho más alto y esponjoso ¡Con 3 ingredientes!

Hoy les traemos una receta que demuestra que con pocos ingredientes se puede hacer un super bizcocho ¡Grande! Sin levadura, sin impulsores, y como podrás comprobar quedará super esponjoso con vistas a la merienda de mañana.  

Hoy les traemos una receta que demuestra que con pocos ingredientes se puede hacer un super bizcocho ¡Grande! Sin levadura, sin impulsores, y como podrás comprobar quedará super esponjoso con vistas a la merienda de mañana.  

Los trucos para hacer un bizcocho alto y muy esponjoso de categoría clásica con apenas 3 ingredientes es una tarea sencilla, donde hay que prestar atención más a la forma que en el fondo.

Bizcocho alto y esponjoso

Sin uso de levadura ni polvo de hornear, los movimientos descritos en esta preparación harán que no necesites de esos elementos para aumentar el volumen de este delicioso postre ¡Hasta el doble de altura y esponjosidad!

Conoce los 3 Ingredientes requeridos para hacer este bizcocho clásico con la mejor compañía en casa ¡Toma nota!

Ingredientes

¿Cómo se hace el bizcocho más alto y esponjoso de todos?

En primer lugar, pon a calentar tu horno a 170° C con calor arriba y abajo. Prepara un monte desmontable de hasta 6 centímetros de alto para lograr la altura idónea, cubriéndolo al fondo con un papel de horno y untándolo con mantequilla o un poco de aceite.

Ahora procede a separar las yemas de las claras en recipientes distintos. Lleva las claras a punto de nieve y procede a añadir la mitad del contenido de azúcar.

Bizcocho alto y esponjoso

Al finalizar mezcla hasta duplicar el volumen con las mismas varillas el resto de azúcar encima del envase con las yemas.

Continúa para ahora tamizar la harina encima del bol de las yemas y agrega en tres partes. Bate con una espátula y movimientos envolventes para no perder aire.

Aligera la crema espesa resultante de la mezcla anterior con una tercera parte de las claras a punto de nieve y repite el movimiento envolvente y suave ¡Quedará ligera!

Tamiza un poco más de harina según la consistencia y suaviza la crema agregando el resto de las claras a punto de nieve. El movimiento envolvente es el que logra que prescindas de añadir levadura o polvo de hornear.

Una vez listo, vierte sobre el molde desmontable y golpea un poco sobre su propio peso para evitar burbujas de aire en el interior de la mezcla. Introduce para que se hornee a 160° C durante 30 o 35 minutos.

Verifica la cocción total del bizcocho introduciendo un palillo de madera y deja enfriar antes de desmontar para picar y servir ¡Que lo disfrutes!

Mayra Alejandra Nunez

Redactora de Mui, egresada de la Escuela de comunicación social mención audiovisual, con experiencia en redacción de recetas tradicionales. Amante del té y de la buena comida.+ info

Más Noticias

Más Noticias