Prepárate para romper la dieta con el mejor postre hecho con hojaldre: Sfogliatelle italiano

Prepárate para romper la dieta con el mejor postre hecho con hojaldre: Sfogliatelle italiano

¡Mamma mía! Una vez más Italia nos enseña que su gastronomía está llena de exquisitas recetas que podemos hacer en casa, una muestra de esto es este postre preparado con masa de hojaldre el cual te enseñaremos a realizar hoy.

Típico de la ciudad de Nápoles las sfogliatelle – sfogliatella en singular – es un postre inventado en el siglo XVIII en el monasterio de Santa Rosa, el cual se rellenaba con ricota, sémola, canela, vainilla y cidro, aunque actualmente los podemos conseguir con una gran variedad de ingredientes.

Un postre que consta de varias capas de masa de hojaldre enrolladas y usualmente rellenas de ricota, aunque también las podemos conseguir con crema pastelera chantillí, chocolate, mermelada u otros sabores; en la receta de hoy haremos una combinación de sabores originales con algunos otros para conseguir un sabor perfecto, busca todo lo que necesitas y nos vemos en la cocina.

Sfogliatelle

Ingredientes

Masa hojaldre:

Relleno:

Preparación

Masa hojaldre: coloca la harina en una superficie lisa con la sal, haz un hueco en el centro y vierte el agua mientras vas mezclando, amasa con las manos hasta conseguir una masa lisa, envuelve en papel transparente y deja reposar por una hora, pasado el tiempo haz un cilindro y corta en 4 partes iguales, agarra cada porción por separado y estira en una superficie enharinada dejándola muy delgada – aproximadamente 1 mm de grosor, 20 cm de ancho por 70 cm de largo – mezcla la mantequilla a temperatura ambiente con la grasa a igual temperatura y unta una de las capas, coloca encima una de las láminas de masa con cuidado, úntala  nuevamente con mantequilla y grasa, repite el proceso con las otras de láminas reservando un poco de mantequilla y grasa, enróllalas para hacer un cilindro, envuelve con papel film y deja reposar en la nevera por 24 horas.

Relleno: mezcla las yemas con la fécula de maíz, el azúcar y la vainilla, vierte la leche e integra completamente, añade la ralladura de limón y cocina a fuego bajo sin dejar de remover hasta que espese, retira del fuego y deja templar, una vez que enfríe añade la ricota y las pasas, deja reposar en la nevera.

Armado: pasado el tiempo de la masa, retira y corta las puntas para emparejar, con ayuda de un cuchillo filoso y enharinado realiza cortes de un centímetro de grosor, expande sobre una superficie enharinada hasta conseguir una forma de ovalo, sostenlo sobre la palma de la mano y hunde el centro, rellena con una cucharada de la mezcla, humedece los bordes y cierra suavemente.

Cocina: colócalos sobre una bandeja, refrigera por 15 minutos, retira y cubre con un poco de la mantequilla con grasa derretida, cocina en el horno precalentado a 350 °C por 15 minutos, sin retirarlos cubre con un poco más de mantequilla y grasa, cocina nuevamente por 15 minutos a 180 °C, pincela nuevamente y termina de cocinar por 5 minutos más, retira y deja templar para espolvorear con azúcar glass.

Este postre no solo lo podemos conseguir en las calles de Nápoles, su popularidad es tan grande que podemos conseguirlo en muchas pastelerías del mundo, el día de hoy aprendiste a prepararlo en casa para que disfrutes de su sabor, recuerda que puedes rellenarlas con lo que más desees para hacer un postre totalmente personal, anímate a prepararlo y ¡Buen Provecho!

Sabrina Cedeño

Cocinera de alma. Amante de las cosas ricas, el buen vino y música suave de fondo.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias