Prepara un bizcocho de naranja superfácil y esponjoso en 35 minutos

Prepara un bizcocho de naranja superfácil y esponjoso en 35 minutos

¿Quieres preparar una rica merienda o postre para tus invitados? Este bizcocho de naranja será tu mejor aliado, es superfácil de preparar y el resultado final será muy esponjoso, aquí abajo te dejamos la receta bien explicada, así que si quieres saber más debes continuar leyendo

El bizcocho casero es uno de los clásicos de las madres y de las abuelas, parece ser un requisito fundamental para convertirse en ama de casa, por eso más abajo encontrarás de manera detallada cómo hacer un bizcocho de naranja superfácil y esponjoso. A todos les va a encantar.

Antes de comenzar buscamos un poco de historia, resulta que la palabra bizcocho proviene del latín "bis coctus", que significa "cocido dos veces", es por eso que en algunas culturas se remojaba con vino, esta información fue extraída de es.wikipedia.org, ahora veamos cuáles son todos los ingredientes de este bizcocho de naranja superfácil y esponjoso.

Naranjas | Foto: Pixabay

Ingredientes:

Preparación:

Comienza este bizcocho de naranja lavando bien la piel de 2 naranjas y con un rallador fino, ralla la piel sin coger nada de la parte blanca, exprime las naranjas para obtener los 200 mililitros, una vez pasado el zumo por un colador para que no tenga pulpa y esté bien filtrado. En un recipiente amplio tamizamos la harina junto a la levadura y lo reservamos.

Bizcocho de naranja superfácil y esponjoso | Foto: Pixabay

Ahora, en otro recipiente pon los huevos, el azúcar, el aceite, el zumo de naranja y la ralladura de las naranjas, con una batidora mezcla bien hasta que se forme una ligera espuma. Una vez esté la mezcla le añades la harina poco a poco y la integras con unas varillas. Cuando la masa esté lista la viertes en un molde desmontable previamente untado con mantequilla y harina.

Finalmente, lleva a hornear con el horno precalentado a 180 °C, con calor arriba y abajo. Hornea de 35 a 50 minutos (Comprobar pinchando con un palillo que ya está cocido). Una vez cocido el bizcocho lo retiras del horno y lo dejas enfriar sobre una rejilla, cuando esté frío ya está listo para desmoldarlo y para disfrutarlo.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias