Al Horno

Pizza sin gluten de champiñones y tomates: un placer para todos

Ahora tenemos versiones de pizza que no llevan la tradicional masa de trigo, sino que usan unas combinaciones de vegetales que le dan un sabor crocante y especial. Aquí te tenemos una receta fácil de pizza sin gluten con base de calabacín y queso. ¡Divina!  

Ahora tenemos versiones de pizza que no llevan la tradicional masa de trigo, sino que usan unas combinaciones de vegetales que le dan un sabor crocante y especial. Aquí te tenemos una receta fácil de pizza sin gluten con base de calabacín y queso. ¡Divina!  

Aunque es milenario el uso de panes planos condimentados, (lo usaban los etruscos, los romanos y los persas), la pizza como la conocemos hoy nació en el siglo XVIII en las zonas pobres de Nápoles, Italia, y era una masa plana de trigo con tomates.

Le puedes agregar albahaca también

Desde ese momento hasta hoy, la pizza ha variado en sus ingredientes a medida que el gusto por este plato italiano se ha extendido por el planeta. Piña, maíz y chiles son algunos de los ingredientes extravagantes. Todo siempre estuvo enfocado en la cubierta. 

Ahora, con los avances médicos y científicos se descubrió que hay una parte de la población que no tolera el gluten contenido en ciertos cereales, principalmente en el trigo. Por eso han surgido versiones con una base sin trigo y con vegetales Gluten free.

Aquí te presentamos una de esas bases de pizza sin gluten

*Para la Base:
1 calabacín (calabacita o zucchini)
2 huevos
100 g de queso rallado
Sal marina
Pimienta negra molida
Ajo en polvo
1 zanahoria pequeña rallada (opcional)

*Para la cubierta:
Salsa de tomate (de tu preferencia)
50 g de queso blanco rallado
50 g de queso amarillo rallado (tipo gouda)
Champiñones rebanados
Tomates cherry cortados en dos
Albahaca

¿Cómo se prepara?
Ralla el calabacín y exprímelo hasta sacarle bastante líquido. Te puedes ayudar con un paño o gasa o simplemente lo haces con las manos. Lo que sigue ahora es mezclar el calabacín con los huevos, la sal, la pimienta, el ajo, el queso rallado y, si quieres, la zanahoria rallada.

Haz una bola y la colocas en una bandeja forrada con papel vegetal (papel para hornear) y la estiras con las manos hasta alcanzar el grosor deseado. Lleva a un horno precalentado a 190º C (375º F) por 15 minutos.

Cuando pasen los 15 minutos, retírala del horno y coloca los ingredientes que hayas elegido: salsa de tomate (o pasta de tomate), quesos, tomates cherry y champiñones. Rocía un poco de sal y pimienta al gusto. Hornea por otros 10 minutos.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias